Medios

Luego de 30hs, Greenpeace desbloqueó la entrada de Treater

Tras 30 hs de manifestación, los activistas de Greenpeace levantaron este mediodía el bloqueo de la entrada a la planta de Treater S.A, en Neuquén. Tras no obtener respuestas, han decidido liberar el paso. De todas formas, afirman que las intervenciones aún no han terminado y que buscarán "un plan más efectivo" para continuar con el reclamo.

 Los activistas reiteran que el basural no cumple con las normas ambientales, a pesar del comunicado de prensa emitido ayer por la empresa de desechos.

"El decreto 22.063 de Neuquén establece que el mínimo de distancia para los basureros a las regiones humanas es de 8 km y este se encuentra a 5 km. Tenemos y hemos difundido imágenes que prueban cómo los camiones depositan los desechos directamente sobre la tierra", explicó Leonel Mingo, vocero de la ONG. "Lo que dice la empresa es falso. Tenemos datos objetivos y comprobables", reiteró.

Al mismo tiempo desmintieron el acercamiento de la empresa con los activistas para entablar diálogo: "nos ofrecieron una reunión en la mañana del día de ayer y nunca pasó. Les di mi teléfono y nunca llamaron. En estas 24 hs no volvieron a aparecer. Incluso hay periodistas que quisieron comunicarse con la empresa pero no lo consiguen", explicó el vocero. 

TE PUEDE INTERESAR: A pesar del pedido de desalojo, Greenpeace sigue acampando

Treater S.A. emitió un comunicado el día de ayer en el que aseguran que la ONG no está dispuesta a dialogar y que todas las normas se cumplen: "todas nuestras operaciones se desarrollan bajo protocolos de Seguridad y Calidad pensados para la protección de las personas y del medio ambiente. Las tareas que llevamos a cabo son constantemente monitoreadas y supervisadas por nuestros clientes, entidades gubernamentales, y por la autoridad de aplicación, la subsecretaria de Ambiente de Neuquén".

La investigación del caso publicada el pasado diciembre por Greenpeace reveló las ilegalidades del vertedero tóxico de 13,6 hectáreas, equivalente a 15 canchas de fútbol, con residuos peligrosos que no son tratados con las regulaciones correspondientes que exige la Ley Provincial de Neuquén N°1875.

 Según el reporte científico de la organización ambientalista, la descarga tóxica no solo se está depositando directamente en el suelo sin una zanja de drenaje adecuada y sin revestimiento de impermeabilización, sino que Treater no tiene en cuenta la seguridad de los trabajadores. Además, este vertedero se encuentra a apenas 5 km de la ciudad de Añelo, a 4.9 km de campos agrícolas y a 3.7 km del Río Neuquén, violando el decreto N° 2263 de la Ley Provincial de Neuquén, y la Ley General de Medioambiente N° 24051.

Durante la investigación, además, Greenpeace tomó muestras de los residuos en las que se encontraron altos niveles de polución que evidencian la falta de protección y una contaminación directa en los suelos y potencialmente en las napas. En los residuos se hallaron hidrocarburos y componentes volátiles que podrían alcanzar a comunidades cercanas al vertedero.

En apoyo a la organización ambientalista, la Confederación Mapuche de Neuquén acompañó el reclamo y el pasado noviembre realizaron una denuncia con el objetivo de que el Ministerio Público Fiscal inicie una investigación tendiente a determinar las posibles responsabilidades penales.

Esta nota habla de: