Medios

Capitanio defendió a Lali: "tiene que haber libertad de expresión"

Por Martina Tortonesi

La Fiesta de la Confluencia de este fin de semana ha generado un gran cruce de opiniones, especialmente en torno a la presentación de la cantante Lali Espósito. El grupo "Unidad Provida Neuquén" ha presentado una campaña por internet en rechazo a la presencia de la artista por su activismo en la campaña por la despenalización del aborto y por llevar el pañuelo verde en el escenario. En diálogo exclusivo con elneuquino.com.ar, el cura párroco Rubén Capitanio de Plottier, un ferviente defensor de la vida, compartió su punto de vista ante esta situación, la cual consideró "un acto de suma intolerancia".

"Creo que Lali Espósito tiene derecho a presentarse. Tiene que haber libertad de expresión. No puede reprimirse lo que a mí no me gusta", explicó Rubén, y agregó que "yo puedo estar de acuerdo o no con la postura de la artista pero eso no me habilita a proscribirla". 

"No se puede luchar por la vida quitándole la libertad a las demás personas"

 Además fue bastante crítico con todo el movimiento "Salvemos las 2 vidas" y muy contundente al decir que "todo fanatismo desvirtúa las causas". El cura fue muy claro al decir que todos los extremos son malos.

"Cuando las personas entramos en un fanatismo y pretendemos anular a los demás estamos incluso haciendo sospechosas las motivaciones de las causas por las que decimos que luchamos", detalló Capitanio. 

Un poco indignado con el extremismo del grupo "Provida" aclaró que "esa consigna ("salvemos las 2 vidas") no es la de la doctrina católica. El Papa dice que hay que defender la vida siempre, cuando no hay educación, salud, libertad, etc. No hay que caer en reduccionismos. Una cosa es estar en contra del aborto y otra es estar en una lucha que coarta libertades."

"Sospecho que ese fanatismo a favor de salvar la vida desde la concepción, a lo mejor, esconde otra intención, que es estar en contra de los derechos de la mujer que hoy están siendo tan fuertemente reivindicados", apuntó Capitanio, quien reconoció que la sociedad ha avanzado gracias a ese reconocimiento y a la batalla contra el machismo. 

En la página de internet Change.org la petición contra Lali Espósito aclara que no consideran que se trate de un acto de "censura" sino que "puede trabajar libremente en actividades en las que no estén afectados nuestros impuestos". Resulta que el cachet de la cantante es de $1.100.000, a los que -entre otras cosas- se suman el IVA, los pasajes, los viáticos y el alojamiento en un hotel de categoría para toda la comitiva.

Ante ese planteo Rubén responde que entonces deberían de cuestionarse todo lo que se paga con los impuestos y fondos públicos: "al intendente no se le cuestiona que haya contratado a otros artistas por unos 30 millones de pesos para aparecer tan solo unos minutos ¿Cómo sabemos que todos los que se presentarán tendrán un mensaje a favor de la vida? En ese caso es sólo un acto contra la persona". 

Incluso trajo a colación varias acciones poco éticas de Horacio "Pechi" Quiroga por las cuales ningún grupo "Provida" se moviliza: "ese mismo intendente es cómplice de la violación de una ley de camping donde cortan el acceso público de un río. Es el mismo intendente que hace la vista gorda para los que usurparon unas  ha para un campo de golf. Es el mismo que utiliza a la justicia para desalojar y reprimir a una familia sin hogar ¿Acaso los niños de esa familia no tienen derecho a vivir?¿Es sólo cuando están dentro del vientre de la madre?". 

Por último, opinó que los espacios artísticos y de lucha deberían de poder "integrarse", mientras cada uno pueda decidir con qué está de acuerdo y con qué no, y aclaró que si el argumento del descontento es por el dinero que recibirá Lali, entonces "hay que analizar todo el uso del dinero público". 



Esta nota habla de: