Politica

Las medias que "marcan tendencia" en Gesell

Por Martín Cabrales

Destino natural de jóvenes y adolescentes que veranean en grupo, la pintoresca Villa Gesell no escapa a la crisis económica por la transita el país.

Por el contrario, los números del verano 2019 hacen que ya no haya  colas en las cajas de los supermercados; y que resulte inusualmente sencillo encontrar sitio donde dejar el auto cuando uno va a las playas del centro, al menos en esta primera quincena.

Los zoquetes inspirados en Néstor y CFK

Más aún, en la zona del ACA hasta se encuentra sitio con sombra... Postales que hace unos años eran lisa y llanamente impensadas, y que reflejan el pesar de comerciantes, hoteleros y laburantes. "A 200 mangos la docena de churros, vendemos poco y nada", se quejó un veterano de varios estíos, ya harto de trajinar sobre la arena ardiente.

Los jóvenes -que en términos electorales son los nuevos votantes- están literalmente por todos lados, pero no son muy gastadores que digamos. Lo suyo son las bebidas, las comidas livianas (incluidos los fiambres) y el boliche, aunque con las excepciones del caso. Es por eso que el comercio extraña a las familias que convertían en una marea humana a la nocturna a peatonal de la avenida tres.

Precisamente en esa avenida, a la altura de la 107, hay un local que viene vendiendo bien dos modelos de zoquetes con un diseño muy particular: unos tienen las imágenes de Néstor y de CFK, y otros la leyenda MM LPQT, que no requiere de mayores comentarios.

Los zoquetes con leyenda

"Acá no estamos ni de uno ni de otro lado" (de la grieta), explicó una de las empleadas de Mata Marcá Tendencia, y dijo que "la verdad es que se venden bastante bien", a 110 pesos el par.

La mayoritaria presencia de jóvenes le dan al verano de esta localidad de la costa atlántica bonaerense un perfil propio, diferente al de Pinamar, paraíso de una clase media otrora más pudiente, y al de Mardel, meca de las familias del interior.

Aunque cara y exclusiva, Cariló es el lugar de empresarios y políticos, y a muy pocos kilómetros de a ella está Gesell, con la saturación de las redes sociales, la influencia de los chicos y chicas en ellas, el habitual desenfado y las aquellas medias en la vitrina.

El comercio, en pleno centro de la localidad turística

Esta nota habla de: