Politica

Una mujer, a cargo de la seguridad del gobernador Gutiérrez

En tiempos de igualdad de género y de conquistas femeninas, Mariela Churrarin se convirtió en la primera mujer de la historia de la provincia de Neuquén en ser directora de Seguridad de Casa de Gobierno.

Se ocupa nada menos que de garantizar la seguridad del gobernador Omar Gutiérrez y de quienes trabajan en el histórico edificio de Roca y Rioja. Así la presentó el ministerio de Gobierno y Seguridad, que conduce la ministra Vanina Merlo.

Mariela Churrarin

"Corre el año 1993. En la Escuela de Cadetes de la Policía de Neuquén, más de 300 jóvenes aspirantes esperan rendir el riguroso examen de ingreso. Ahí está Mariela Churrarin, que con 17 años recién cumplidos viajó desde Picún Leufú con un bolso más grande que ella, en donde además de ropa lleva todas sus ilusiones. Todavía no lo sabe, pero cuando complete el internado, comenzará una carrera intachable que, 26 años más tarde, la llevarán a convertirse hoy en la primera mujer de la historia de la provincia en ser Directora de Seguridad de Casa de Gobierno.

En este nuevo reto, después de haber transitado incontables áreas dentro de la policía, hoy es la encargada de custodiar el edificio de Casa de Gobierno y a las autoridades, además de coordinar diferentes guardias, entre ellas las de Legislatura, el destacamento de la residencia del Gobernador y el edificio de Hacienda. Para ello, Mariela tiene a cargo unos 50 efectivos.

Más allá de este cambio de época en el que las mujeres merecidamente pudieron acceder a puestos jerárquicos en todos los ámbitos, lo cierto es que esta designación a Mariela Churrarin le llegó por su experiencia. "En la estructura de policía no llegás a director sin tener menos de 20 años de carrera", dice la Comisario Inspector.

Churrarin y la ministra

Ella no es la única mujer que en la actualidad se encuentra a cargo de alguna dirección de Policía: también son directoras la Crio. Mayor Edith Valderrama (Administración), la Crio. Inspector Adriana Pinilla (Informática y Comunicación); y la Crio. Inspector Rosana Analía Bello (Seguridad Junín de Los Andes). "En la Policía ya están acostumbrados a que haya mujeres, y que tengamos una jerarquía" dice Mariela Churrarin y agrega "las mujeres somos más puntillosas, muy analíticas, y tenemos un instinto maternal que nos da otra mirada. El hombre es más práctico, y así tenemos un buen complemento".

Ese instinto maternal del que habla es el que lleva adelante cada día en su puesto, y sobre todo después de cumplir su trabajo diario. Madre de Mateo (4) y Valentina (7), cuando su jornada en Casa de Gobierno finaliza, en su hogar le espera jugar con sus hijos, bañarlos, darles de comer, y brindarles amor. Ella casi no descansa, pero no se queja: "es complicado como cualquier otra mamá que trabaja doble turno", dice Mariela.

Cada domingo, a eso de las 20.30 hs, Mariela tiene una actividad impostergable que no deja que nadie se la haga: prepararse el uniforme. Esa paciencia y dedicación con la que atiende su camisa, su saco y su pantalón, adquiere un carácter simbólico: "el respeto por el uniforme es algo fundamental. Antes que nada, una es policía, y ahí deja de ser un ciudadano común para pasar a ser un funcionario público, en una tarea en la que nos toca dar la vida por el prójimo".

Esta nota habla de: