Medios

Petrolero encontró un peligroso explosivo y se lo llevó a la casa

Un empleado petrolero estaba trabajando en San Patricio del Chañar cuando vio al costado de la ruta un proyectil de mortero militar antiguo, en estado de abandono. Lo llevó a su casa de Plottier como adorno y luego dio aviso a la policía.

Allí los oficiales se contactaron de inmediato con Bomberos. Un especialista en explosivos de la Dirección de Bomberos de la Policía advirtió sobre los peligros de estas cargas y recomendó no manipularlas, solo dar aviso a las autoridades.

El hallazgo del peligroso material se produjo hace aproximadamente cuatro días en el área petrolera denominada El Coirón. El oficial principal Héctor Valdez, perito de explosivos de la policía, explicó que la persona que lo encontró se encontraba manejando por una ruta de sector y advirtió a un lado de camino el proyectil, se detuvo a sacarle fotos y después decidió llevarlo a su casa como adorno.

"Un explosivo de estas características, si está activo, puede matar a una familia", advirtió Valdez.

En cuando dieron aviso, una comisión de los Bomberos fue hasta la casa del hombre, analizó el objeto y luego procedió a su secuestro, se corroboró que el mismo estaba sin carga iniciadora y sin carga propulsora, por lo que estaría inerte. De todas formas esta mañana se procederá a realizar una detonación controlada en una cantera.

Valdez explicó que se trata de materiales sumamente peligrosos porque son de uso militar y este tipo de proyectiles está cargado con explosivos C3 y C4, que tiene mucho poder explosivo y genera esquirlas que pueden provocar lesiones gravísimas.

"Este tipo de elementos puede traspirar con altas temperaturas y lo que traspira es la nitroglicerina, que se adhiere al metal y después con el más mínimo golpe puede explotar", explicó y agregó que hay varios antecedentes de "personas que se llevan este tipo de artefactos a sus casas y es un riesgo, porque en invierno con los calefactores se pueden calentar y provocar esa transpiración".

Del mismo modo señaló que con las altas temperaturas de verano, al encontrarse con un elemento de estos en estado de abandono, si se manipula puede detonar.

El especialista indicó que ante estos hallazgos lo que se recomienda es marcar el sitió con alguna señal clara que permita ubicarlo con facilidad y dar un rápido aviso a la policía para realizar el análisis del elemento. No se deben manipular en ningún tipo de circunstancias.