Turismo

Defensoría confirma que los radares de la 22 son truchos

Para que no quede ningún tipo de duda, la Defensoría del Pueblo de Río Negro confirmó que los radares instalados sobre la Ruta 22 en las localidades de Chimpay y Darwin no cuentan con la habilitación de autoridad competente. En otras palabras, son truchos.

En consecuencia, dijo, no tienen validez las actas de infracción y multas emitidas, que pretenden aplicarles a los automovilistas que por ahí circulan. Desde ese organismo se explicó, además, que lo mismo ocurre con los radares de la Ruta 3 de la localidad de Sierra Grande

"En el caso de los radares de la localidad de Chimpay, la falta de habilitación data desde el 22 de marzo de 2019 conforme Disposición 95/2019 de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y continúa a la fecha según lo establecido por la Ley de Tránsito", dijeron.

"Esto es así porque en agosto del año pasado, la Legislatura de Río Negro sancionó la Ley 5.379 que modificó la Ley 5.263, a través de la cual la provincia hizo expresa reserva de jurisdicción, legislación, ejecución y control de las competencias que le corresponden (Art. 2). Es decir, a partir de agosto la autorización debe ser expedida por la provincia y a la fecha no existe autorización alguna para estos radares", agregaron.

"Quienes hayan recibido intimaciones de pago referido a este tema deberán hacer el descargo ante el juzgado de Faltas de los municipios correspondientes. Para más información remitirse al sitio web de la Defensoría del Pueblo de Río Negro", concluyeron.

Foto del Río Negro

Esta nota habla de: