Vaca Muerta

Petroleros a la espera del encuentro clave con las empresas esta tarde

Esta tarde en Buenos Aires, los gremios petroleros tendrán un encuentro con las cámaras empresariales por los despidos en Vaca Muerta. A casi una semana de que caduque el período de conciliación "voluntaria", esta reunión podría definir el futuro de los desarrollos no convencionales de la Cuenca Neuquina.

Este será el primer contacto entre petroleros y empresarios tras la cumbre realizada en diciembre, donde acordaron suspender los despidos en el sector de forma voluntaria.

Nación se metió en la negociación y notificó a las partes a que se presenten hoy en la sede del ministerio de Trabajo de Nación a las 17. A su vez, a primera hora de la mañana, Petroleros Privados realizó una nueva asamblea en Añelo, la principal ciudad petrolera de Neuquén y al mediodía, las autoridades del gremio viajarán a Buenos Aires.

En diciembre, las partes se comprometieron a informarle a la autoridad de aplicación los avances en la negociación, pero eso no sucedió y fue una muestra de las diferencias: "No recibimos ni una llamada de parte de las empresas operadoras y de servicios en todo este tiempo. No vamos a tolerar despidos, ni suspensiones", indicó en repetidas oportunidades el titular del sindicato Guillermo Pereyra.

De seguir por la misma senda, Pereyra ya avisó cuál será la estrategia que aplicarán: una megaasablea que promete reunir a más de 20.000 personas en la capital neuquina y un paro total de actividad en los yacimientos de Vaca Muerta, una medida que no se ve desde hace siete años.

El viernes pasado, los gremios se reunieron en Buenos Aires con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en un encuentro amistoso que Pereyra definió como "muy positivo". En sintonía con sus declaraciones públicas de la semana pasada: "No es un conflicto contra el gobierno nacional. Es de las empresas".

Además de pedir que no se hagan efectivos los despidos, Pereyra pidió que se analice un pronto descongelamiento del precio de los combustibles y que se aplique un sistema de retenciones móviles, en el que los aranceles sean menores para las compañías que inviertan más.

El objetivo de las autoridades de Nación es analizar la situación antes de que caduque el período de conciliación. Mientras tanto, la amenaza de paro sigue vigente y será levantado "solo si se firma un acuerdo general", dijo Pereyra la semana pasada.

El encuentro del jueves entre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, con los titulares de las principales empresas petroleras del país, sirvió para dar certezas de su plan energético, algo que generaba más preguntas que respuestas.

Además de los anuncios que hizo, como la confirmación de que su equipo técnico está trabajando en un esquema para blindar las inversiones petroleras, les pidió a los empresarios "que pongan el hombro".