Vaca Muerta

Alberto cuestionó el "enamoramiento" con Vaca Muerta

Alberto Fernández afirmó este fin de semana, en una entrevista con el periodista Horacio Verbistky, que "Argentina se enamoró de Vaca Muerta", motivo por el cual "se desincentivó el resto de la producción convencional".

Verbistky le planteó al jefe de Estado que hay "una sobreestimación de la importancia de Vaca Muerta y el shale, que hasta ahora ha rendido muy poco"

El director del sitio El Cohete a la Luna le comentó a Fernández que "la recuperación terciaria de los pozos que ya existen "cuesta muchísimo menos y tiene un potencial de producción superior a Vaca Muerta".

"Eso es exactamente así. Tiene que ver con que la Argentina en un momento se enamoró de Vaca Muerta, puso todos los incentivos y los esfuerzos allí y desincentivó el resto de la producción convencional. En la Argentina hay baja exploración para buscar nuevos yacimientos y muy baja explotación secundaria y terciaria", afirmó Fernández.

Dijo que lo que hay que hacer "es incentivar todo" y anticipó que es el plan que están trabajando con el secretario de Energía de la Nación, Sergio Lanziani. "Efectivamente, el costo es mucho menor, la producción no estoy muy seguro, el motivo por el que todos se vuelcan al shale es que con una inversión más o menos parecida, la producción es más alta", aclaró.

El presidente reconoció que el actual presidente de YPF, Guillermo Nielsen, también está enamorado de Vaca Muerta, algo que evaluó como "razonable". Sin embargo, indicó que Lanziani actuará como "un gran contrapeso" y lo definió como "un gran conocedor del tema energético".

El presidente ya tuvo un desaire anterior con Nielsen cuando frenó el aumento de combustibles del 5%  que el titular de la petrolera nacionalizada había anunciado.