Vaca Muerta

Bolsonaro demostró gran interés en el gas de Vaca Muerta

El presidente Jair Bolsonaro habló con la prensa de Brasilia, un día antes del inicio de la cumbre de presidentes del Mercosur, sobre una posible participación del país vecino en la explotación de Vaca Muerta.

"Argentina está en una situación económica complicadísima. Estamos con un acuerdo para el gas de Vaca Muerta, que interesa a ellos y a nosotros también", indicó Bolsonaro, quien meses atrás, en la visita que hizo a Buenos Aires, también se había referido a Vaca Muerta como una oportunidad "excepcional" para Brasil y Argentina.

Bolsonaro apuesta por el pragmatismo pese al giro a la izquierda que dará a Argentina a partir del 10 de diciembre, cuando Alberto Fernández asumirá la presidencia del principal socio comercial latinoamericano de Brasil.

"Somos cuatro países en el Mercosur. Argentina hizo un guiño a la izquierda. Nosotros vamos para el pragmatismo. Peleando vamos a perder, pero Argentina pierde mucho más. Pero no quiero perder, no. No quiero perder ningún dedito. Vamos a continuar haciendo negocios", aseguró el presidente de Brasil.

Bolsonaro reafirmó así lo que dijo a Clarín al hablar en la ciudad amazónica de Manaos, donde manifestó que su gobierno aspira a tener una relación "pragmática" con Argentina a partir del 10 diciembre y a mantener los amplios vínculos comerciales bilaterales, que totalizan actualmente unos 28.000 millones de dólares anuales.

Ambos países, pese a las divergencias ideológicas entre Bolsonaro y Alberto F., se unieron en el estupor y la perplejidad por la medida anunciada por Donald Trump de reinstaurar aranceles a las importaciones de acero y aluminio desde Brasil y Argentina citando como motivo las recientes depreciaciones del real y del peso.

"Nosotros no queremos aquí aumentar artificialmente, no estamos aumentando artificialmente el precio del dólar", dijo Bolsonaro, quien además aseguró, en referencia a Trump, que "no idolatro a nadie", y manifestó su esperanza en que Estados Unidos dé marcha atrás con la decisión.

El presidente brasileño, que impulsa una modernización de la infraestructura del país con un ambicioso programa de concesiones y privatizaciones, aseguró que su sueño es una vía al Pacífico para la producción de su país que "pasaría por Argentina" y que "depende del contacto con ellos".

También, en una aparente referencia a Argentina, destacó la necesidad de "honrar contratos" y acuerdos, ya que "romper contratos nos hace perder credibilidad".

Esta nota habla de: