Politica

Fuentes volvió a caer bien parado

Por Martín Cabrales

Dueño de una innegable capacidad para caer bien parado, el senador neuquino del Frente para la Victoria (FpV), Marcelo Fuentes, tiene asegurada su continuidad en la Cámara Alta del Congreso de la Nación.

Lo hará como Secretario Parlamentario, cargo en el que juró este miércoles y que, por cierto, es de gran relevancia política no sólo en el propio ámbito legislativo, sino también en el nexo entre este y el Ejecutivo que comandará Alberto Fernández.

Muy cercano a CFK, Fuentes no acredita trabajo territorial alguno en el PJ-K neuquino, que ahora tendrá dos senadores: Oscar Parrilli y Silvia Sapag. Es más, ni siquiera se involucró en las últimas internas partidarias en las que dirimieron fuerzas Parrilli y el diputado nacional Darío Martínez (aunque sin llegar a las urnas).

Se le reconoce, en cambio, capacidad de gestión (también de diálogo); y una preparación académica de la que ha dado muestras en su trabajo legislativo.

Fuentes asumió como senador en 2007; y en 2013 logró renovar su banca para el mandato que ahora termina, y que lo tiene como jefe de bloque y presidente de la Comisión de Reglamentación, Administración y Finanzas.

Fuentes nació en la ciudad de La Plata el 6 de octubre de 1948; y se graduó en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de esa ciudad (UNLP), en 1973.

Aquí en Neuquén fue, entre otras cosas, docente de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), en 1974; y representante del Colegio de Abogados ante la Comisión Defensora de los Recursos Naturales, en 1985.

Tiene domicilio legal en Villa La Angostura, pero todo parece indicar que seguirá un tiempito más en Buenos Aires. 

Esta nota habla de: