Medios

Una imprudencia le puede costar dos millones y medio

Una maniobra irresponsable e imprudente con la que perjudicó seriamente a un motociclista, le puede llegar a costar más de 2,5 millones de pesos a una mujer.

La mujer circulaba por la Ruta 22 al volante de un Chevrolet Cruze, y al llegar a las inmediaciones de la Isla Jordán, bajó a la banquina dispuesta a realizar una maniobra prohibida.

Lo que hizo fue intentar un giro en U y, encima, sin mirar quien venía. Producto de ello no advirtió la proximidad de un motociclista que circulaba en la misma dirección y chocó contra el auto. El golpe le causó graves lesiones, entre ellas una fractura expuesta de fémur.

Fuentes de la Justicia rionegrina dijeron que el incidente -ocurrido en Cipolletti- se produjo "por exclusiva responsabilidad de la mujer al violar la manda establecida en el Artículo 44 inciso F de la Ley de Tránsito N 24449". La norma dispone que "en vías de doble mano no se puede girar a la izquierda, salvo señal que lo permita".

El auto sobre la ruta se convirtió en un obstáculo insalvable para el pobre motociclista, que quedó con una incapacidad del 64,36 por ciento. Ahora, un juzgado de primera instancia ordenó una indemnización de 2.546.854 pesos, que deberán afrontar la conductora del vehículo y su aseguradora. Pero el fallo aún no está firme y puede ser apelado.

Imagen ilustrativa

Esta nota habla de: