Medios

"No hubo agonía, fue algo rápido, instantáneo"

"Estoy conmocionado por la noticia, cuando ya casi se perdía las esperanzas, finalmente apareció nuestro querido submarinos con sus 44 tripulantes", declaró Carlos Zavalla, el primer comandante del ARA San Juan, a TN tras el hallazgo del submarino un año y dos días después de su desaparición.

Este capitán de navío en retiro efectivo dijo estar convencido de que los 44 tripulantes " no sufrieron". "No hubo agonía, fue una cosa rápida, instantánea", afirmó.

"Ellos estaban seguramente tratando de solucionar el problema (de las baterías), mientras ocurrió esta explosión", dijo con su experiencia.

"Es una satisfacción para todos nosotros saber donde está, y para los familiares" de los tripulantes, declaró Zavalla. El submarino fue localizado a 800 metros de profundidad en el Atlántico Sur, a unos 460 kilómetros al este del Golfo chubutense de San Jorge . "Es un momento importante y duro al mismo tiempo, porque ya tenemos la confirmación, es el fruto de un largo esfuerzo llevado con mucho profesionalismo y la mejor tecnología disponible", aseguró.

Cuando le preguntaron sobre el hecho de que el submarino fuera encontrado en el último día de búsqueda, en el "área 1", Zavalla declaró que "no lo sorprende". "Hay que conocer un poco lo que es el mar", dijo. "Este lugar fue patrullado cientos de veces" y lo buscaron "los mejores especialistas del mundo" con "los mejores medios" pero "interviene bastante el azar en esto", aseveró.

Zavalla también desestimó teorías conspirativas y dijo estar convencido de que la desaparición del buque se debió a "un accidente". "No me cabe la menor duda", insistió. "Esta es una profesión de riesgo", recalcó, afirmando que los tripulantes sabían a lo que se exponían.

Zavalla fue el primer comandante del ARA San Juan, y como tal "le tiene un gran cariño". Al submarino "lo vi nacer, lo vi desde que se inició su construcción y después le dediqué cinco años de mi vida, lleva el nombre de mi provincia natal", dijo.

El ARA San Juan es hasta un asunto de familia: "Hice el escudo del San Juan con mi hermano", y decidieron que tenga la figura de un indígena huarpe cuyo contorno muestra el mapa de San Juan porque eran hombres "de un alto valor moral", afirmó.

"Hay muchas cosas que me ligan con el buque, pero en esta tragedia mi pensamiento está con los familiares, su dolor, su desesperanza", afirmó. Ahora hay que "pensar en el futuro, cómo podemos ayudarlos a superar este dolor".

"Ya sabemos que no están desaparecidos, están ahí. Ahora tenemos que ver qué es lo más digno", que se pueda hacer, concluyó.