Medios

Río Negro le cobrará a Chile por la atención de pacientes en hospitales

(Infobae) Siguiendo pasos similares que tomaron las provincias de Jujuy y Salta, el gobierno de Río Negro le cobrará al Estado chileno la asistencia sanitaria a los pacientes de ese país que cruzan la frontera para atenderse en hospitales de la provincia patagónica.

Concretamente, el convenio firmado este miércoles en la ciudad de San Carlos de Bariloche alcanza a la región chilena de Los Lagos, que se hará cargo de los costos de las prestaciones médicas de sus habitantes, según informaron desde el ministerio de Salud provincia a Infobae.

Hoy, durante el encuentro al que asistieron referentes sanitarios de ambos países, el titular de la cartera de Salud, Fabián Zgaib, también habló con la secretaria regional ministerial de Los Ríos, Regina Barra, para avanzar en la futura firma un convenio similar para esa región del país vecino.

"Cerraremos el nomenclador, los valores y las prestaciones que vamos a trabajar con las provincias chilenas limítrofes, para cobrar lo que hoy hace el hospital público de Río Negro. Siempre hubo muy buena predisposición", había anticipado Zgaib antes de la cumbre.

La medida se comenzó a concebir en conversaciones que iniciaron en mayo pasado, en el marco del Congreso Patagónico de Hantavirus realizado en Bariloche e impulsado por el Hospital Zonal de la ciudad.

El titular de la cartera sanitaria puso como ejemplo de la flamante resolución al acuerdo que mantiene desde 2004 el Hospital Zonal de la ciudad chubutense de Esquel con el país trasandino. Ese centro de salud recibe una vez por semana, con orden médica y visita programada, a decenas de habitantes de las localidades chilenas Chaitén, Futaleufú y Palena -por una cuestión geográfica así les resulta más cómodo- y luego factura al Estado vecino por los servicios.

Zgaib habló también sobre la posibilidad de hacer un acuerdo recíproco, de modo que los rionegrinos también podrían atenderse en los hospitales públicos de Chile. "Pero hoy me interesa lo que trabajamos y no cobramos de este lado. A partir de la firma del convenio, llevará 30 días sacar la resolución ministerial y a partir de ahí, se empezará a cobrar", puntualizó.

"Poner esto en práctica es, además, muy bueno porque todo lo que ayude a financiar el hospital público en este contexto de crisis es bienvenido", acotó el ministro, que hace unos días había puesto en manifiesto la problemática del abastecimiento de insumos básicos en los los centros médicos que se encuentran bajo la órbita del Ministerio debido a la inestabilidad financiera.

Existen varios antecedentes de esta clase de convenios, además del de Esquel. La ciudad de Pirehueico, en Chile, recibe la factura con los gastos de sus habitantes que van hasta San Martín de los Andes, en Neuquén.

En marzo del año pasado, por otra parte, los gobiernos de Salta y de Tarija firmaron un acuerdo de reciprocidad y compensación sanitaria para desarrollar de manera progresiva las prestaciones y condiciones que garanticen el ejercicio efectivo del derecho a la salud.

Uno de los casos más resonantes fue en Jujuy. La Legislatura de esa provincia aprobó en febrero de este año una ley que habilita al sistema de salud provincial a cobrar atención médica brindada a extranjeros que se encuentren en el territorio de manera transitoria.

Esas negociaciones entre ambos países comenzaron luego de que el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se quejara públicamente por el caso de un argentino a quien le cobraron USD 10.000 en atención médica en Bolivia, cuando el servicio en Argentina era gratuito para los ciudadanos del país limítrofe.