Politica

Por el DNU de Macri pesifican los contratos en la industria petrolera

El DNU de Mauricio Macri que congeló el precio de los combustibles a los valores previos a las PASO tuvo múltiples efectos en la industria petrolera. La última alternativa tiene que ver con los contratos entre las petroleras y las empresas de servicio, que en muchos casos fueron pesificados en los términos que fijó el decreto del presidente para la comercialización del barril de petróleo en el mercado interno.

Esto es, considerando el precio internacional del crudo y la cotización del dólar del 9 de agosto, el viernes previo a las PASO. Es decir, antes de la corrida cambiaria que llevó el dólar de 45 hasta los 57 pesos.

Las operadoras de los yacimientos nacionales tienen que ajustar sus precios a esos valores durante tres meses, sin importar la marcha del mercado cambiario. Entonces, estas empresas comenzaron a traspasar el costo de la medida de corte populista del gobierno nacional a las compañías que tienen contratos de servicio.

En la industria petrolera la mayor parte de las operaciones son tercerizadas por las operadoras dueñas de las áreas por concesión de las provincias. La pesificación simétrica a toda la cadena en orden con el congelamiento del mercado dispuesto por Macri genera un foco de conflicto que termina en la amenaza de suspensiones y despidos de los trabajadores de la industria.

El lunes, los sindicatos de obreros y jerárquicos de Neuquén y Río Negro convocaron a las cámaras empresarias que representan a las petroleras y sus contratistas. Ahí se ventiló la conflictividad que representa la pesificación.

"Algunas operadoras ya mandaron órdenes de servicio a sus contratistas considerando el dólar a 45 pesos", advirtió Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicatos de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

El sindicalista, que a la vez es senador nacional por el MPN de Neuquén, avisó que para mantener la paz social en los yacimientos "es necesario" que las empresas se abstengan de suspender o despedir trabajadores. "Si deciden bajar el ritmo de la actividad, como ya lo están haciendo, es un problema de las empresas, pero no pueden tomar medidas con los trabajadores", remarcó Pereyra después de la reunión con las cámaras empresarias.

En principio, las petroleras más poderosos, con YPF a la cabeza, "se comprometieron a no despedir trabajadores", dijo el líder sindical. El problema se presenta en la cadena de contratistas, en la que fungen empresas de tamaño mediano que no estarían en condiciones de mantener sus planteles tal cual los tienen con contratos dolarizados, si los mismos se pesifican.

Tras la publicación de DNU de Macri que congeló los precios del mercado nacional del petróleo, las empresas Tecpetrol, del Grupo Techint, y Vista Oil & Gas, de Miguel Galuccio, resolvieron dar de baja dos equipos de trabajo en sus yacimientos de Vaca Muerta. En la formación no convencional los costos de producción son mayores que en los pozos convencionales, con lo cual el impacto del congelamiento del precio del barril es mayor.