Politica

Intendenta de Rawson al banquillo

(La Tecla Patagonia) La crisis económica, política y social que atraviesa la provincia del Chubut, no es ajena a los intendentes. Muy comprometida quedó la jefa comunal de Rawson, Rossana Artero, luego de que los ediles, por unanimidad, decidieron suspenderla de forma preventiva e iniciar un proceso de juicio político. Artero cumple su segundo mandato al frente del Municipio, y fue electa diputada por Chubut al Frente en los comicios del 9 de junio pasado. 


Como su nombre lo indica, el juicio es de índole política y tiene varias causales. Por un lado, sin dudas, la cuestión intrínsicamente política. Artero ganó la intendencia de la mano del peronismo y con una lista de concejales peronistas. Tras el acuerdo electoral sellado entre la intendenta y el Gobernador, Mariano Arcioni, quien, entre otras cuestiones, la llevó a ocupar un lugar de privilegio en la nómina para la Legislatura, los ediles de su bloque le quitaron el apoyo. Además, una figura importante del peronismo de Rawson es el actual diputado provincial y secretario de Gobierno durante la primera gestión de Artero, Alfredo di Filippo, a quien le responden hoy dos concejales. Los dirigentes rompieron relaciones hace tiempo y quedaron en muy malos términos.

Desde entonces, según comentaron a La Tecla Patagonia fuentes cercanas a la mandataria, Di Filippo, quien, además, es hermano de la edil que asumió de manera interina, habría "fogoneado conflictos" e intentado "voltear a Rossana". Incluso hablan de un acuerdo entre el diputado y el extinto gobernador Mario das Neves, en el año 2016, para que ninguna repartición pública le pague los impuestos a la Ciudad, convenio que habría durado hasta la muerte del mandatario provincial.

Más allá de la cuestión política, Rawson ha tenido una muy mala previsión de gastos, algo que también ocurrió en la Provincia, y que derivó en incumplimientos en el pago de salarios y en la falta de prestaciones de los servicios básicos, como la recolección de residuos. Esto también es analizado en la Sala de Acusar del Deliberante, que es la encargada de la parte probatoria necesaria para avanzar con el juicio político.

Además se suma una situación personal que atraviesa la mandataria de Rawson desde hace más de un año y medio: su esposo, Ricardo Carminatti, padece un grave problema de salud, que lo obligó a permanecer en tratamiento en Buenos Aires durante mucho tiempo. Esto originó reiterados pedidos de licencia de Artero. Los ediles cuestionan que la mandataria, debido a la situación política de ruptura con su bloque, tomaba licencias menores de diez días para, de esta forma, dejar a cargo a uno de sus funcionarios y no a la edil Araceli di Filippo, quien la seguía en la línea sucesoria.

Por último, otro de los elementos que alentaron el juicio político fueron las inasistencias por parte de la intendenta a los dos pedidos de interpelación realizados por el Concejo.

Este conjunto de situaciones llevaron a que Rossana Artero, finalmente, fuera suspendida y se analice su destitución. De resultar condenada quedaría inhabilitada para ejercer cargos públicos en la ciudad, aunque esto no le impediría asumir en su banca parlamentaria el próximo 10 de diciembre. 

Esta nota habla de: