Medios

Esta semana comienzan las reparaciones del derrumbe en Ruta 40

Los trabajos definitivos de contención de la ladera sobre la Ruta 40 se iniciarán esta semana. El bloqueo total de la circulación se mantuvo durante un mes, hasta el pasado martes, cuando la ruta fue reabierta en forma condicional.

Mientras tanto el tránsito entre Bariloche y Villa La Angostura continúa reducido a una sola mano y con tutela permanente del personal de seguridad vial.

Esta tarea de reconstrucción esta en las manos de la empresa Paramassi Andina, que fue contratada por Vialidad Nacional para efectuar las reparaciones sobre el talud. Uno de los técnicos explicó que debe ser "cosido" para evitar mayores riesgos.

El vocero de Vialidad Nacional Santiago Vázquez dijo que las cuadrillas de Paramassi llegarán al lugar esta semana y -según lo planificado- se dedicarán a colocar "mallas de contención" sobre la pared rocosa. Además, algunas piedras ya identificadas necesitarán una fijación con cables especiales.

A su vez explicó que los trabajos ya están presupuestados, pero no dio la cifra. Dijo que el monto inicial se engrosó porque la remoción del material inestable requirió pequeñas voladuras y no alcanzó con el empleo de gatos hidráulicos, que resultaba más barato.

Un derrumbe de grandes proporciones cayó sobre la calzada el 23 de julio, justo cuando empezaba la temporada alta de invierno y mantuvo a La Angostura privada de su acceso principal. Durante 29 días sólo fue accesible por un largo rodeo a través de la ruta de Siete Lagos, o bien en embarcacioens por el lago Nahuel Huapi.

El ingeniero de la empresa Coarco, Jorge Alonso, dijo que trabajaron hasta el jueves para "retirar el acopio provisorio" de piedras que habían dejado junto a la ruta y así liberar las banquinas. También colocaron nueva señalización.

El corte se había producido a la altura del brazo Huemul del lago Nahuel Huapi, donde ya fue colocado un nuevo guarda rail de seguridad.

Del lado de la montaña quedó ahora una "berma" para contener otras piedras que puedan caer de la ladera, explicó Alonso. Coarco tiene a su cargo el mantenimiento de la ruta 40 en ese tramo, de modo que entre sus misiones también está la de "recomponer la deformación" donde se produjo el derrumbe.

Alonso aclaró que "no hay inconveniente para el tránsito" y que la colocación de una nueva carpeta asfáltica "en caliente" deberá esperar mejores condiciones climáticas.