Politica

No ahorca, pero aprieta: ¿que viene a negociar el FMI al país?

(24con) Los representantes de Fondo Monetario Internacional (FMI) seguirán adelante con su visita a Buenos Aires, luego de haberse entrevistado el sábado con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en un primer contacto con las autoridades argentinas. Además, el Jefe del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner y el jefe de la misión Argentina, Roberto Cardarelli, se reunirán por la tarde en las oficinas de la calle México con los referentes económicos del Frente de Todos.

El equipo económico del candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, recibirá este lunes a los enviados que llegaron a Buenos Aires este fin de semana para mantener reuniones con el Gobierno y con la oposición para conocer de primera mano las últimas medidas oficiales tras la suba del dólar y la visión del postulante más votado en las PASO sobre el futuro de la economía argentina.

Si bien se especuló en principio que el encuentro fuera a concretarse este domingo, fuentes del Frente de Todos confirmaron a TN.com.ar que la reunión tendrá lugar este lunes.

No está previsto que Alberto Fernández forme parte de la reunión, pero estarán presentes algunos de sus referentes en materia económica, como la economista Cecilia Todesca y el exsecretario de Finanzas Guillermo Nielsen. Será, en rigor, el segundo cara a caraentre las autoridades del FMI y el Frente de Todos. El primer cónclave, cuando aún no se había iniciado la campaña, fue el 27 de junio y contó con la presencia del candidato presidencial.

La postura del Frente de Todos respecto a la relación financiera con el Fondo incluye una renegociación del cronograma de devolución del préstamo que deberá hacer el país durante el próximo mandato presidencial. Entre 2022 y 2023 se concentra la mayor parte de los repagos al FMI.

Para eso, según los analistas, la Argentina podría solicitar un cambio en el tipo de programa vigente, desde el actual Stand-By a un Extended Fund Facility (EFF), que implica una renegociación de los tiempos. Tradicionalmente, el FMI como acreedor suele conceder más tiempo pero no quitas en el monto de la deuda a devolver, aunque pide a cambio reformas económicas o una reestructuración de la deuda pública.

Fernández fue muy crítico del acuerdo firmado por el Gobierno con el organismo internacional. "Ninguno de los objetivos ha sido logrado. La deuda pública se incrementó al igual que la inflación, el desempleo y la pobreza", dijo.

La visita de Werner y Cardarelli no prevé, por el momento, realizar la revisión técnica trimestral de los indicadores económicos y del cumplimiento del programa vigente que abra el paso a un nuevo desembolso. El próximo giro de fondos en agenda por parte del organismo debería tener lugar en septiembre, por unos U$S5400 millones.

A fines de junio, Alberto Fernández criticó ante los funcionarios del FMI la marcha del programa de asistencia financiera. (Foto: Prensa Alberto Fernández)

La última misión del staff técnico del FMI había tenido lugar a mediados de mayo pasado, cuando Alberto Fernández aún no había sido oficializado como precandidato a presidente. De hecho, el 17 de mayo fue la última reunión de la comitiva del organismo con el Ministerio de Hacienda. Al otro día, el 18, Cristina Kirchner anunció al exjefe de Gabinete como cabeza en la boleta.

Más temprano continuarán las reuniones técnicas entre los funcionarios del Fondo con las autoridades del Palacio de Hacienda y del Banco Central. El sábado fue la primera ronda de conversaciones, con presencia de Hernán Lacunza; el secretario de Política Económica, Sebastián Katz; el presidente del BCRA, Guido Sandleris; y su vice Gustavo Cañonero. Durante este domingo se esperaba un segundo encuentro con los enviados del Fondo, pero la cita será a las 11.30 de este lunes.

El envío de dólares por parte del organismo financiero cobra especial relevancia en un contexto en el que el nivel de reservas del Banco Centraldisminuyó con rapidez en el último mes por las ventas que tuvo que realizar el BCRA para evitar subas en el tipo de cambio y el pago de deudas.

Desde el 1° de agosto hasta este viernes se perdieron unos U$S9500 millones de las arcas de la autoridad monetaria, un 14% del total. Hasta fin de año, el Ministerio de Hacienda deberá afrontar vencimientos de Letras del Tesoro en dólares por unos U$S7000 millones, según estimaciones de Consultora Ledesma.

El Gobierno apuntará a renovar los vencimientos de esos instrumentos, de forma tal que los tenedores de esas Letes acepten mantener sus posiciones en esa inversión. Pero si prefirieran desprenderse de esos títulos y pedir los dólares al contado, esto impactaría en el nivel de reservas.

Para el exdirector del Fondo Monetario para América, Claudio Loser, "tiene que haber habido un pedido desesperado del equipo económico", para que la delegación del FMI haya venido "tan presurosamente" a la Argentina tras las PASO. Aclaró que si bien lo tomó "de sorpresa" esta llegada apresurada, le "parece bien", que esto haya sucedido y anticipó que apostaría a que "se hará el desembolso del Fondo" de septiembre.

Puntualizó que "las medidas económicas que tomaron, en términos numéricos no son demasiado grandes", pero advirtió que "si bien las metas de julio se cumplieron, el tema es lo que viene" y afirmó que el FMI "tendrá que hablar con el gobierno para ver los números y aunque no le guste a Alberto Fernández va a tener que reunirse también con él".

Esta nota habla de: