Vaca Muerta

Petroleras siguen esperando a que Nación convoque una reunión

En la cumbre entre petroleras, provincias y Nación, el Ejecutivo se comprometió fuertemente a convocar a una nueva reunión en busca de un acuerdo que deje conforme a todas las partes con respecto al DNU sobre el combustible. Sin embargo, una semana después, la espera continúa.

El viernes, en su paso por Neuquén para recibir al ministro de Energía de Chile, el secretario Gustavo Lopetegui, aseguró que analizará alternativas al congelamiento del precio del combustible solo si la macroeconomía lo permite. Como es de esperar, esto causo malestar en el sector.

El DNU 566/19 le pone un techo al precio del barril y crea un tipo de cambio paralelo con el fin de congelar los combustibles por 90 días. Las petroleras y los gobiernos provinciales coinciden en aliviar los bolsillos con un freno en los surtidores, pero no en ser los únicos en asumir los costos de la medida. Afirman además que la decisión no es equitativa porque, por ejemplo, hay sectores de la producción que se benefician de la medida pese a tener sus ventas en dólares.

Lopetegui también se refirió a la distribución de los costos y dijo que Nación asume su parte al no percibir la diferencia por impuestos que habría conseguido con una eventual suba en las naftas y gasoil. "Creo que secretario confunde peras con manazas", deslizó un funcionario provincial.


La medida tendrá un costo de 700 millones de dólares para el sector. Sin embargo el número aparece en un segundo plano. Lo principal, aseguran, es el mensaje confuso que se envía a los inversores cambiando las reglas de juego y la falta de previsibilidad para el día 91, cuando finaliza el congelamiento.