Economía

La Muni le dará una mano a los comercios de la ciudad

La Municipalidad  de Neuquén bajará la carga impositiva a los comercios de la ciudad, a partir de la implementación de un nuevo cálculo para el cobro. Con esta medida se pagará en base a la facturación real, es decir, teniendo en cuenta el índice de precios al consumidor (IPC).

Se trata de un recurso solicitado por Acipan y su aplicación no será inmediata ya que regirá a partir del año que viene, cuando entre en vigencia la nueva tarifaria, y será enviada para su aprobación al Concejo Deliberante el 31 de octubre, junto con el proyecto de presupuesto.

"Los comercios pagarán por el aumento real de sus ingresos, desagregando la inflación que informa la Dirección de Estadísticas de la provincia, la alícuota no cambia pero sí este cálculo, que será mucho más justo y real. La reducción de lo que van a pagar los comercios será automática dado que se aumentará la base imponible y de esa manera disminuirá la alícuota", precisó el secretario de Hacienda de la Municipalidad, José Luis Artaza.

En la actualidad, los montos en concepto de la tasa de licencia comercial solamente consideran el incremento de facturación, sin tener en cuenta el impacto distorsivo del IPC. Es decir, los aumentos de facturación en la actividad, aseguran los comerciantes, obedecen principalmente a esa variable y no a un mejoramiento de la actividad por el crecimiento de la economía.

La situación del comercio en la ciudad es muy complicada. De hecho, en la primera parte del año bajaron sus persianas entre 290 y 300 locales, como consecuencia de la caída de la actividad económica.

Algunos comercios pagan hasta $2oo mil por la licencia. En la actualidad se toman por la facturación total, que aumentó más del 50% pero a causa de la inflación. Es decir, no tiene que ver con un incremento de la facturación real de la actividad.