Economía

La corrida cambiaria impacta en el mercado concentrador de Neuquén

En el mercado concentrador de Neuquén, el más grande de la Patagonia con una venta de ocho millones de kilos de mercadería por mes, ya se ve el efecto de la corrida cambiaria de esta semana.

El gerente, Diego Molina, aclaró al diario Río Negro que hasta ayer aun no había terminado de impactar la suba del dólar y las modificaciones que trae a toda la economía nacional, pero esta tarde esperaban tener novedades. Los comerciantes tuvieron que armar sus propias dinámicas para mantenerse en pie.

Por el momento, le destacó al medio mencionado antes tres aspectos del aumento del dólar. Uno de los más notorios es la venta de harina sin precios y en cantidades mínimas. El correlato a nivel nacional fue que ayer los molinos suspendieron la venta hasta que se estabilice el precio del dólar o haya un precio de referencia.

El otro aspecto es el de los incrementos. En comparación a la semana anterior, la venta mayorista de carne había registrado un aumento del 10%. En el caso de las frutas y verduras importadas, que en esta época son la banana, el kiwi y la palta, se espera que la suba sea del 20%. El

El tercer punto que marcó Molina es que, en una comparación con precios del año pasado, han notado que se mantienen en similares valores. Si bien aclaró que hay algunos que aumentan por cuestiones de estacionalidad, pero se equilibran con la misma oferta y demanda. Ejemplificó que la cebolla tuvo un pico de precio el viernes porque casi toda la cosecha fue comprada por Brasil, pero desde ayer había comenzado a bajar. Esto suele ocurrir porque hay producción guardada que se ofrece en esos momentos.

Pero lo que mantendría estables los precios son los acuerdos que realizan los comerciantes del mercado concentrador con sus vendedores, absorbiendo aumentos como el de combustible. En este sentido se prioriza la posibilidad de venta ante la rentabilidad.