Economía

La región ya siente los golpes de la devaluación

El lunes negro golpeó fuerte y los economistas advierten un rebote inflacionario inevitable en consecuencia a la devaluación de casi el 23%. En Neuquén existen cuatro sectores que sentirán estas modificaciones: el sector frutícola, el hidrocarburífero, el turismo y el público.

El salto que registró el dólar ayuda a todo el sector exportador. Sin embargo, como publicó el diario Río Negro, la región tiene historia en este tipo de sobresaltos. Cuando se produce una devaluación no controlada o programada, sus efectos terminan siendo anulados por la estructura de costos que suben a la par de la paridad. Las empresas frutícolas colocaron la mayor parte de su oferta exportable en el primer semestre, con un "dólar barato", y deberán comenzar a hacer todos los trabajos culturales en esta segunda parte del año con un "dólar caro".Pese a ello, con la fuerte corrección cambiaria podrán licuar sus pasivos que están atados a la moneda local. Es el caso de las sucesivas prórrogas de la Emergencia Frutícola, que financian el pago de la seguridad social en pesos y a tasas muy bajas.

En Vaca Muerta el hecho de que Alberto Fernández sea muy posiblemente el nuevo presidente de la Nación no implica un temor entre las operadoras que confían que, desde el kirchnerismo, se continuará apostando al desarrollo de Vaca Muerta y el potencial que tiene para generar ingresos al país. Fue la corrida cambiaria los que generó dudas. La principal preocupación está en el segmento de los combustibles en donde las naftas ya tenían un atraso en su precio dolarizado y desde Nación se había diferido para septiembre buena parte de la suba de los impuestos. Ese combo de atrasos, más la nueva corrida cambiaria, generaron una suerte de bola de nieve.

El congelamiento de los precios de las naftas, o al menos un sostenido atraso, parece ser la ficha cantada y es lo que genera incertidumbre entre las petroleras.

Retomando lo que dice Río Negro, desde las petroleras advierten que es posible que el macrismo no quiera un salto en los surtidores en la víspera electoral, así como que tampoco creen que el kirchnerismo quiera empezar una nueva gestión con un tarifazo. El congelamiento de los precios, o al menos un sostenido atraso, parece ser la ficha cantada y es lo que genera incertidumbre entre las petroleras que en el último año centraron sus inversiones precisamente en el petróleo de Vaca Muerta.

En cuanto al turismo, la devaluación del 23% que registró la paridad cambiaria en las últimas 24 horas impactará favorablemente sobre la actividad. La mayor parte de la región cordillerana se verá beneficiada con el turismo que llegue desde los países limítrofes (Chile y Brasil, principalmente) como así también aquel extra regional. La competitividad cambiaria es clave en este tipo de actividades. En el segmento local, el mercado se verá resentido ya que la devaluación traerá un recorte en el poder de gasto del ciudadano argentino.

Por último, las primeras proyecciones oficiales dan cuenta que la devaluación afectarán positivamente a las arcas públicas neuquinas ya que las regalías de gas y petróleo crecerán, no sólo en volumen como estaba previsto en el presupuesto, sino también en valores ya que están dolarizadas. Si bien es importante destacar que gran parte de la deuda pública neuquina está tomada en moneda fuerte, y con la devaluación se requerirá entonces mayores recursos para hacer frente a los compromisos de vencimiento de esta partida, existe una relación presupuestaria equilibrada entre los mayores ingresos regalías que se cobran y los mayores costos que esta genera en la deuda pública.