Medios

Médicos confirmaron que el taxista baleado no podrá volver a caminar

Los médicos de Pablo Sánchez, el taxista baleado el 13 de julio, confirmaron que el proyectil dañó la médula y ya no tiene sensibilidad en las piernas, lo que significa que no podrá volver a caminar.

Rubén, el hermano del taxista, explicó al diario Río Negro que el nuevo parte médico se lo dieron a conocer ayer los médicos del hospital Castro Rendón: "se lo comunicaron a él, se puso muy triste, pero hoy está un poco mejor", detalló. 

Stella Sánchez, la hermana, explicó que "el impacto de bala fue muy preciso, el daño fue en la médula y es irreversible, no hay forma de reconstruirla. Si hubiera sido óseo era otra la historia". 

El taxista sobrevivió de milagro al ataque. En el hospital Regional los profesionales le realizaron una operación en la que debieron ensamblar los intestinos dañados por el proyectil. La lesión en la médula no auguraba buen pronóstico, pero primero había que mantenerlo con vida y eso se logró. 

El jueves pasado, mientras trasladaban a Pablo para hacerle una resonancia y así tener un diagnóstico más preciso sobre su lesión en la médula, la bala alojada en la cadera se desplazó por lo que debieron hacer una operación de urgencia en la que extrajeron el proyectil. 

El viernes le realizaron la resonancia y ayer les dieron los resultados. Si bien la semana pasada la familia tenía la esperanza de que Pablo saliera del hospital aunque sea rengueando, ayer se truncó todo cuando el médico les dio el informe. 

Los agresores, Daniel Costich, Axel Jara y Ezequiel Roa Moreno, acusados de robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y lesiones, están detenidos con prisión preventiva por el término de seis meses.