Medios

Qué se debe hacer para despejar el derrumbe en Ruta 40

Este miércoles comienza a trabajar la empresa internacional que se hará cargo de asegurar la ladera que se derrumbó sobre la Ruta 40, en el tramo del brazo Huemul entre Bariloche y Villa La Angostura. Además, el jueves arribará el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, para recorrer la zona afectada junto a Omar Gutiérrez.

El material rocoso será quitado por deslizamiento sin utilizar detonaciones con explosivos ante el riesgo que implicaría esta maniobra. Las tareas, que estarán bajo la supervisión de Vialidad Nacional, fueron definidas por un equipo técnico que llegó a Villa la Angostura.

Las autoridades no quieren hablar de plazos para la reapertura del tránsito entre Villa la Angostura y el empalme con la Ruta 237 y aseguran que una vez que se inicie la remoción del material, entre el miércoles y jueves de esta semana, se podrá hacer una evaluación de los tiempos que demandarán las tareas.

El secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente de Neuquén, Jorge Lara, tras la reunión que hubo ayer con la presidenta de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, detalló que este deberá contratar a una empresa para que se realice esta tarea.

La jefa de la División Geología de Vialidad Nacional, Paula Aceituno, que llegó desde San Juan convocada por la emergencia, confirmó que se realizará un "tratamiento global del talud que permitirá disminuir los riesgos para el usuario de la ruta y generar un mantenimiento" del sector.

Según precisó Aceituno ante autoridades neuquinas, ese tramo de 150 metros donde se produjo el derrumbe presenta inestabilidad por lo que será tratado en tres ejes: estabilización de la ladera, contención de desprendimientos y liberación de la calzada.

La geóloga explicó que por un lado se realizará un "deslizamiento" que se volcará en bloques y posteriormente se procederá a "coser ese sector con redes de cables que pueden sostener bloques del tamaño de una camioneta".

Según indicó el organismo nacional, se conformarán cuadrillas de escaladores que intervendrán el área afectada desde arriba de la montaña. Una vez en la cima, las cuadrillas volcarán los bloques de rocas comprometidos mediante la implementación de gatos hidráulicos específicos. Luego procederán a instalar una serie de mallas de contención o armaduras de acero para estabilizar la zona.

En otro extremo de la montaña afectada, que presenta fisuras abiertas y podría tener nuevos desprendimientos, también se realizará una "costura". Mientras que en el centro, donde no se observan bloques caídos pero podría haber riesgo de que ocurra, "la idea es poner una barrera dinámica como un dispositivo que capta las rocas que caen antes de llegar a la calzada, lo que nos permite sacarlas sin necesidad de cortar el tránsito".

"Si hiciéramos detonaciones podríamos comprometer el resto del cerro y dejarlo en una situación mucho más frágil, además de la dificultad que tiene hacer detonaciones porque por allí pasa el gasoducto", precisó la funcionaria.

Gutiérrez remarcó que se va a "remover mecánicamente" el material y se colocará una defensa en todo el trayecto. Agregó que "las fallas no sólo estaban en el lugar donde se produjo el derrumbe sino que hay tres fallas más que vamos a reparar para darle seguridad" al tramo.

La titular de Vialidad Nacional dijo que pocas empresas en el país realizan este tipo de tareas y sugirió que se podría habilitar el tránsito una vez despejada la ruta y mientras continúan otro tipo de tareas sobre la montaña.

La encargada de prensa de Vialidad, Pilar Orelogio, puntualizó que "si bien el material sobre la calzada en otras ocasiones se podría haber despejado rápidamente, en este caso no porque contiene y sostiene al resto que se vendría abajo". Señaló además que "requiere mucho cuidado el trabajo que se va a hacer en este lugar".

Por el momento, se resolvió implementar franjas horarias para que no circulen al mismo tiempo vehículos y camiones de cargas en ese tramo. "Cuando avancen los camiones lo harán con asistencia de móviles de Gendarmería o de la Agencia Nacional de Seguridad Vial", indicó Lara.

Explicó que tomaron esa decisión como medida preventiva porque continuarán las heladas en la zona cordillerana. Justamente, en el tramo de la ruta de los Siete Lagos ocurrió el viernes por la tarde un choque impresionante entre un camión cisterna cargado de combustible y dos vehículos.