Politica

Zúñiga se planta contra Pedidos Ya y Glovo

La precarización laboral aprovecha la oportunidad ante un Estado ausente que no regula ni controla la proliferación de servicios de entregas a domicilio (delibery), que lentamente avanza en la ciudad de Neuquén, a través de empresas multinacionales, quienes mediante la utilización de plataformas digitales, realizan sus operaciones sin inscripción ni declaración de actividades, sin habilitación comercial, ni pago de tributos, incumpliendo toda normativa vial y de salubridad respecto al transporte de sustancias alimenticias.

Por tal motivo, el concejal peronista Marcelo Zuñiga, realizó un pedido de informe al Ejecutivo municipal, a la Dirección de Comercio, a la Dirección Provincial de Rentas y a la Afip, para que comuniquen respecto de las operaciones de estas empresas. 

El objetivo es crear una normativa municipal (Ordenanza) que regule la actividad y contemple los intereses de todos los actores involucrados: usuarios/consumidores, comerciantes, trabajadores, el Estado y las empresas en cuestión. 

En ese sentido, puede verse una falta de "protección de salubridad", que está directamente ligado a la salud, ya que "el reparto de alimentos a domicilio es realizado en cajas que pueden ser utilizadas para cualquier otra mercadería, incumpliendo la regulación bromatológica y comercial". A lo que debe sumarse la violación de los derechos de los usuarios/consumidores, por cuanto queda excluida "la garantía de salubridad en lo que está solicitando (consumiendo) a través de la plataforma digital de las empresas".

En esa misma dirección, se encuentra la Seguridad Vial, donde "las y los repartidores, en general, no cuentan con los elementos de seguridad necesarios para este tipo de desplazamientos en la ciudad: cascos homologados; indumentaria con bandas refractarias y apropiada para los días de lluvia; caja porta objeto asegurada al vehículo (en los ciclo-rodados van adheridas al cuerpo). Puede verse entonces una clara violación del Artículo 14 bis, de la Constitución Nacional y la Ley de Contrato de Trabajo, ya que se manifiesta una evidente precarización laboral e incumplimiento de derechos: prohibición de sindicalización; bloqueo de la aplicación para activistas (despido encubierto); incumplimiento de normas laborales individuales; falta de cobertura del riesgo de trabajo (ART); cobertura de obra social; aguinaldo y vacaciones pagas, entre otros puntos. 

Por consiguiente, se manifiesta también una competencia desleal, ya que estas "empresas" multinacionales, ofrecen un servicio similar al que prestan comercios neuquinos que poseen habilitación, pagan impuestos y registran a sus repartidores. Por estas razones el comerciante local no puede competir en igualdad de condiciones frente a otras empresas que no afrontan estas obligaciones y lo más grave aún es que no declaran domicilio para establecer estos reclamos.

Esta nota habla de: