Vaca Muerta

YPF dice que recuperó el 95% del crudo pero igual inician demanda penal

A menos de dos semanas del derrame de petróleo en Bandurria Sur, YPF anunció que recuperó el 95% del crudo que estaba en las piletas excavadas en la tierra. Explicó la petrolera que la mezcla de lodo, crudo y agua fue succionada por camiones hidrantes. El anuncio, sin embargo, fue replicado por otro que hizo la ecologista Greenpeace junto a otras asociaciones civiles: promoverán una denuncia penal contra YPF por el derrame de 85.000 metros cuadrados.

Treinta y seis horas después del aciago incidente, la provincia aprobó parte del plan de remediación y desde entonces, cien personas y quince vehículos trabajan en el lugar. Otros cincuenta se sumarán para limpiar con hidrolavadoras y a mano la vegetación que resulto afectada.

Nada de esto amortiguó la decisión de la Asociación de Abogados Ambientalistas, la Asamblea Permanente por los DD.HH. y la Confederación Mapuche Neuquina quienes junto a Greenpeace están decididos a avanzar en la justicia. 

Quieren que los funcionarios responsables, el secretario de Estado Jorge Lara y el subsecretario de Ambiente Juan Lucchelli "paguen" por el derrame.

Según Leonel Mingo, vocero de la campaña de energía en Greenpeace, "Lamentablemente este no es el único impacto del fracking, verdugo del ecosistema patagónico. Los últimos incidentes provocarán serios problemas ambientales, por eso desde Greenpeace apoyamos esta denuncia. Más petróleo equivale a más contaminación, contribuye al cambio climático provocando sequías e inundaciones cada vez más intensas y frecuentes que afectan a los argentinos y los recursos del país."

La denuncia se fundamenta en la Ley Nacional N° 24.051 de Residuos Peligrosos, que incorporó en el Código Penal Argentino la figura de los delitos o crímenes ambientales, "para el supuesto de quien, utilizando los residuos a que se refiere la presente ley, envenenare, adulterare o contaminare de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general." La Ley establece además, una responsabilidad especial cuando la contaminación sea producto de imprudencia o negligencia o por impericia en el propio arte o profesión o por inobservancia de los reglamentos u ordenanzas.

Asimismo, se destaca que "cuando alguno de los hechos se hubiesen producido por decisión de una persona jurídica, la pena se aplicará a los directores, gerentes, síndicos, miembros del consejo de vigilancia, administradores, mandatarios o, representantes de la misma que hubiesen intervenido en el hecho punible, sin perjuicio de las demás responsabilidades penales que pudiesen existir.

Y sobre llovido, mojado: sucedió otro derrame pero en el yacimiento de Loma La Lata. Se trató de un incidente menor con una surgencia calculada en 0,6 m³. Se trata de un pozo en el que opera un equipo de workover a cargo de la de la contratista Tacker, Esta vez, no pasó a mayores

Esta nota habla de: