Medios

Dos nuevos detenidos por el ataque al taxista: uno sería el que disparó

El fiscal Maximiliano Breide Obeid señaló que la causa por el ataque al taxista Pablo Sánchez tiene cuenta con la identificación de los dos presuntos autores del hecho y de un testigo que habría cumplido la función de apoyo para poder escapar rapidamente.

Esta tarde se realizará la audiencia de formulación de cargos a Axel y Exequiel, los supuestos responsables. Además, se dilucidará quién le disparó y se le pedirá preventiva de seis meses. 

"Axel y Exequiel (los supuestos delincuentes) fueron los que subieron al auto de Pablo. Sánchez está en condiciones de reconocer a quién no le disparó y el otro taxista puede reconocer al otro para saber, así, quién disparó", sostuvo el fiscal. 

Obeid explicó en declaraciones radiales, que un joven y una mujer llamada Susana fueron detenidos ayer por la tarde, en un allanamiento realizado en un domicilio de la calle Chrestia al 1.200. 

La mujer sería la propietaria de la vivienda y le daría alojamiento ocasional al joven que habría atacado a Sánchez, Exequiel. Susana relató que cuando llegó a la casa se encontró con un nuevo "inquilino", por Axel, y que ambos sujetos le contaron lo ocurrido. 

Además ayer cayó durante un allanamiento un cómplice de los agresores. Así lo confirmó el fiscal José Gérez en una rueda de prensa. Todos los indicios de la investigación fiscal "apuntan a que esta persona colaboró en el traslado de los agresores hasta la parada del taxi y luego los buscó a pocos metros del lugar de la agresión", detalló.

La fiscal Soledad Rangone, acusó a Daniel Costich por "robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y lesiones en carácter de partícipe necesario".

Según la teoría fiscal, trasladó en un Renault Megane a los atracadores hasta Mitre y Corrientes, y luego los buscó en calle Guiñazú, después del asalto. Fue a partir de la reconstrucción con cámaras de seguridad que se pudo determinar el recorrido e incluso, se pudo detener a Costich ya que fue captado por la cámara de una estación de servicio minutos antes de que dejara a los delincuentes.

Tras considerar que existía riesgo de entorpecimiento, Rangone solicitó que se le imponga al hombre seis meses de prisión preventiva. 

El abogado Alfredo Cury se opuso a la medida cautelar y manifestó que su defendido tenía "una explicación de por qué estuvo ahí y quiénes son estas personas". En este sentido, Daniel Costich explicó en la audiencia que conocía a uno de los atacantes del taxista porque vendía cocaína y que esa madrugada se lo cruzó en una estación de servicio.

"Me paró porque la camioneta no le funcionaba y me preguntó si los podía llevar. Eran tres personas. Me dijo que se bajaba antes de la Avenida, que lo esperara en tal lugar -por La Pampa y Guiñazú- y que llevaba la cocaína. En ningún momento supe si habían robado, si tenían un arma, yo no estaba enterado de lo que hacían. No fui partícipe de ese hecho", fueron las palabras del detenido.