Vaca Muerta

Inseguridad en Vaca Muerta: grupo armado robó dos camiones

Una vez más, Vaca Muerta volvió a ser escenario de un crimen. El domingo por la tarde, un grupo armado integrado por entre tres y cinco personas robó dos camiones de un yacimiento ubicado a 21 kilómetros de Añelo.

Los sujetos amordazaron y maniataron al sereno que cuidaba el predio y se llevaron hidrogrúas cargadas con costosos equipos de la industria, que pertenecen a la firma Pecom. Uno de los rodados fue desmantelado e incendiado en la localidad de Campo Grande en la provincia de Río Negro. 

Según fuentes policiales, el hecho ocurrió alrededor de las 17 y la policía tomó conocimiento alrededor de las 18:30, cuando el sereno se pudo desatar con ayuda de un compañero de trabajo. Luego declaró que en el momento del hecho se encontraba solo y percibió sonidos en el exterior del tráiler donde se encontraba. 

Cuando salió se encontró con el grupo de delincuentes. Describió que algunos tenían el rostro descubierto y otros a medio tapar con "cuellitos de polar". 

Mercado Negro

A raíz de estos actos delictivos surge un problema que envuelve a Vaca Muerta: se trata del mercado negro. No existe un número anual que permita dimensionar la situación, sin embargo cada golpe regular puede costar entre 5.000 y 10.000 dólares. Por ejemplo, el caso registrado este fin de semana en Añelo fue valuado en alrededor de 10 millones de pesos. 

En el sector no se habla de bandas que operen coordinadamente, pero si se reconoce que los robos existen, que quienes roban tienen mano calificada y que lo que se busca son herramientas específicas, que luego son adulteradas y finalmente revendidas a menor precio a empresas pequeñas o proveedoras, que suelen ser contratistas de las grandes operadoras y que cierran el circuito de la ilegalidad. 

El caso de los camiones salió de los estándares porque según la denuncia con la que cuentan la justicia y la policía, los delincuentes manejaban al menos un revólver y estaban a cara semicubierta o descubierta. Una situación poco común, ya que en la zona los métodos suelen ser sigilosos.

Los robos son hormiga, se carga todo lo que entre en la caja de una pick up. Nadie sospecharía en un yacimiento de una camioneta blanca que circule con materiales en un terreno con yacimientos de más de 200 km cuadrados. Siempre buscan herramientas específicas, caños de la industria y el cobre de los cable, las máquinas de gran porte quedan excluidas por su peso y porque son difíciles de volver a colocar en la industria. 

Esta nota habla de: