Politica

Presidente de APRE: "el Gobierno se olvidó del motor de la economía"

Por Martina Tortonesi

En medio de la vorágine de las elecciones, surgió un nuevo espacio político en la capital porteña cuyo enfoque está en desarrollar la cultura, la educación y el trabajo. 

Su presidente, el Dr. Juan Pablo Chiesa, abogado laborista, analista jurídico y autor de diversas obras y columnas de opinión, asegura que este nuevo partido, llamado Aptitud Renovadora (APRE), no está aliado con ninguna otra fuerza política. Sin embargo, este tiene fuertes críticas hacia el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

 En conversación exclusiva con El Neuquino, Chiesa ha ampliado los detalles y objetivos de este espacio de índole progresista y sus propuestas a nivel nacional.

Juan Pablo Chiesa con vecinos en el barrio porteño de Flores

¿Cuáles son las dificultades de lanzar un nuevo partido en medio de un año electoral?

Quizás es la cuestión más jurídica, donde la Justicia Electoral tiene los ojos puestos en los partidos que se postulan en las elecciones nacionales. El foco de atención apunta directamente a eso, sin tanta importancia a agrupaciones nuevas. Pero sin perjuicio a ello hemos tenido muy buena repercusión con los vecinos de la Capital y a nivel social y político. Estamos en la búsqueda de las adhesiones para en un futuro poder lograr una candidatura. La gente está avalando nuestra agrupación 

¿Qué conversan con los vecinos?

Ya hace unos meses que estamos caminando junto a lo vecinos de la Ciudad de Buenos Aires y el primer punto que me hacen llegar es el descontento de la actual política. Descontento, falta de credibilidad y confianza. Este gobierno ha deteriorado esos conceptos. Esto ha llevado a vernos como una nueva posibilidad a futuro de darle una renovación al concepto de política. Han demonizado al concepto "política" gracias a las últimas alianzas que se fueron diendo. En general hay un gran desencanto en la gente. Además le sumamos obviamente los problemas de empleo, seguridad, el estado de las veredad, semáforos, gente en situación de calle.

¿Considera entonces que el gobierno actual ha deteriorado a las pymes y al emprendedurismo?

Lo ha destruido. El gobierno actual tomó al sector con más de 950 mil pymes y hoy hay 600 mil. Estas son el motor de la economía y las generadoras de empleo. Ya se trate de una con dos empleados o cincuenta, se ha destruido todo el andamiaje. Primero por la alta presión tributaria que tenemos. Hay casi un 60% de presión tributaria que debe afrontar una empresa, la más alta en latinoamérica. No han hecho ninguna medida. La ley pyme y los beneficios pyme están pero son mera retórica, no práctica. No han informado o educado correctamente para que los empresarios puedan aprovecharlos. 

La verdad que este Gobierno se ha dedicado a unas pocas empresas, que representan solamente el 0,2%, y se olvidó de cuál es el verdadero motor de la economía Argentina y generador de empleo genuino. Es decir, las pymes. 

¿Entonces cuál le parece la mejor opción para votar a nivel nacional? 

Aquella que genere confianza en la gente. Que el ciudadano crea que pueda decir la verdad y haya un principio de credibilidad para que pueda generar confianza en que va a crear puestos  de trabajo, que es una de las principales problemáticas. Tenemos más de 10% de desempleo y más de 30% de trabajo no registrado.

Yo siempre digo que estas elecciones son quizás, desde la vuelta de la democracia, de la más problemáticas y con mayor incertidumbre. Creo que la gente otra vez va a volver a votar con el voto castigo o el voto odio y no con la emocionalidad que tenía antes el voto. Uno votaba porque un líder le atraía, le erizaba la piel y lo acompañaba. Hoy no vota la gente porque le gusta. Son muy pocos los políticos que tienen ese porcentaje de voto duro, que son seguidores. 

¿Entonces cree que lo más acertado sería alejarse de aquellos candidatos como Cristina Fernández y Mauricio Macri? ¿Tal vez es mejor ir por Lavagna o Espert?

Yo a nivel caras políticas nuevas, juventud. Hablo de gente que se inicia en la política. No creo que  haya una alternativa en el espacio de Lavagna. Yo creo que todo va a centrarse entre el oficialismo y la ex presidenta junto a Alberto Fernández.

Sí veo en Alberto Fernández una coyuntura o políticas más sana y creíbles que lo que se viene visualizando. 

La ex presidenta cuenta con ese voto duro, quizás es la única que candidata que lo tiene. Los demás no creo que tengan a ese seguidor fiel. 

Conferencia en la UNCo

Hace poco visitó la UNCo, ¿qué puede destacar de su visita y del potencial que posee la provincia para desarrollarse?

Me han atendido muy bien, fui invitado por la Comahue. La verdad es una provincia que adoro. Estuvimos dando unas coferencias sobre economía de plataformas, monotributo y algunos aspectos prácticos con mayor enfoque social. Uno de los temas es que hoy la gente no comprende la coyuntura o todo aquello que se habla sin llegar a un punto social. Quiero bajar a la realidad esa postura para que la gente pueda ver más allá de todo lo que informan y conozcan la situación impositiva, tributaria y demás.

Principalmente hablamos sobre el emprendedurismo. Sobre cómo iniciar ese camino, en donde yo considero que hay mucha gente que no se inicia por el factor miedo, desconocimiento, falta de capacitación del Estado. Mi idea es incentivar al emprendedurismo joven para que inicien sus caminos y empiecen a trabajar de forma independiente. 

Pasa que la gente va a la segura. La situación económica actual, gracias a este Gobierno, llevó a eso. 

Es una provincia que tiene mucho para dar. Más allá de Vaca Muerta, es una provincia que tiene muchos factores económicos, naturales y culturales pero la gente se ha encapsulado en esa burbuja de miedo. Por supuesto hablando a nivel nacional, no local, porque considero que el gobierno de Neuquén ha trabajado muy bien, la verdad que no se puede decir otra cosa del Movimiento Popular Neuquino. Pero claramente la situación nacional salpica a las provincias. 

Desde nuestro espacio estamos de parte del federalismo. Creemos que hay que organizarse de forma federal para que el Gobierno pueda trabajar para la gente.