Economía

Otra obra que costó millones y resultó chapucera

Por Martín Cabrales

El estacionamiento del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) no es la única obra nueva que costó millones y presentó defectos (que aún persisten). También la calle Albardón tiene el suyo, y se hizo evidente con la temprana aparición de dos baches, de considerables dimensiones.

Hace poco menos de un mes taparon el primero. Pero ahora se formó otro a pocos metros de donde estaba aquel, lo que demuestra que la Municipalidad de Neuquén -o al menos su secretaría de Obras Públicas- sigue transitando por la ruta del chapucero (*).

El bache está a pocos metros de la Avenida Argentina, en un sector por el que corre agua en forma permanente (desagote que viene de la barda), lo que sin dudas contribuye al deterioro de la carpeta asfáltica.

El dinero que la gestión del intendente Horacio "Pechi" Quiroga le destinó a esas pocas cuadras es más que importante. La pavimentación fue presupuestada en 15,8 millones de pesos, mientras que la iluminación costó 20,2 millones, y la demarcación horizontal 8,8 millones (incluida la Avenida Alfonsín).

Por otro lado, y tal como lo informó oportunamente El Neuquino, el estacionamiento del MNBA terminó costando 5,1 millones de pesos; y cada vez que llueve se acumula el agua; porque no realizaron el escurrimiento que sin lugar a dudas se necesita. Hasta dónde se sabe, los concejales de la oposición no han dicho nada al respecto.

(*) Chapucero: que trabaja o hace las cosas con poco cuidado, sin técnica o con un acabado deficiente.

Así está Albardón, tras el trabajo chapucero

Esta nota habla de: