Economía

CALF: se apagó el mandato de Ciapponi y se encendió la polémica

Como no podía ser de otra manera, el tarifazo que aumentará en cerca del 40% las tarifas del consumo eléctrico en la ciudad de Neuquén, se metió de lleno en las campañas políticas.

"Es la economía, estúpido" (the economy, stupid), fue una frase muy utilizada en la campaña electoral de Bill Clinton en 1992 contra George Bush (padre), en EEUU. Y es la economía la que golpea de lleno en el bolsillo, en tiempos de crisis económica y pérdida constante del poder adquisitivo, como los que azotan a la Argentina toda.

Aquí, en la mega city patagónica, su intendente Horacio "Pechi" Quiroga vetó -es decir, eliminó de un plumazo- una ordenanza que había presentado el bloque de concejales del MPN, para reducir en un 30% el monto de las tarifas que llegan a las viviendas de los usuarios.

Eso ocurrió recientemente. Y es subrayado ahora que se viene esta suba, en medio de una convulsión interna dentro de la cooperativa energética (CALF), producto de la renuncia de su presidente Carlos Ciapponi, quien alimentaba sueños de candidato a intendente y ahora luce poco menos que deshilachado.

Fue el concejal y ex ministro de Energía de la provincia, Alejandro Nicola, quien en las últimas horas la emprendió contra el secretario de Gobierno de la municipalidad y candidato a intendente, Marcelo Bermúdez.

Bermúdez (Somos Neuquén, ergo Cambiemos) acompañó a Quiroga en la firma del decreto que anuló la ordenanza con la que los concejales buscaban bajar los montos de las tarifas. Y esto dijo Nicola: "Con esta medida, el candidato a intendente del oficialismo ratifica que quiere seguir estafando a los vecinos de Neuquén".

El municipio fue el que autorizó el tarifazo que está a punto de golpearles las puertas a los vecinos. "Nuestro proyecto intentaba corregir la estafa del municipio contra los vecinos", recordó Nicola.

La ordenanza que redactó el propio Nicola quitaba de las facturas de luz conceptos como el alumbrado público, el mantenimiento y la capitalización para obras, que van al municipio. La iniciativa avanzó viento en popa en el recinto, pero luego naufragó y se fue a pique en el escritorio del jefe comunal.

Claro que el oficialismo municipal también tiene lo suyo para decir. Y el vocero, en este caso, fue el secretario de Economía y Hacienda, José Luis Artaza, quien también es candidato a concejal en primer término.

"El MPN usa la caja de CALF para financiar punteros políticos y después todos pagamos los platos rotos", sentenció. "La situación de CALF es exclusiva responsabilidad de su conducción, y querer hacer cargo al municipio es una falacia", sostuvo.

Es altamente probable que la novela se prolongue de acá al 22 de septiembre, fecha en que los vecinos de la ciudad capital irán a las urnas para elegir intendente y concejales.

Foto del Río Negro

Esta nota habla de: