Politica

Rechazan desalojo, en novedoso fallo con perspectiva de género

En un novedoso fallo con perspectiva de género, la Justicia rionegrina rechazó el desalojo de una mujer y su hija; y dejó al descubierto la jugada que habían planificado su ex pareja junto con el padre de éste.

La historia comenzó cuando, como tantas otras, la pareja comenzó a una construir un proyecto de vida; en este caso, en una vivienda de la ciudad de Viedma.

La familia se agradó con la llegada de una hija. Y creció en lo económico, con la apertura de un comercio, que se convirtió en su sustento. Pero todo se vino literalmente abajo cuando aparecieron los episodios de violencia, que derivaron en la separación.

La mujer y la niña se quedaron en la vivienda. El hombre se fue, pero se la vendió a su padre (y abuelo de la niña), sin que la mujer se enterara de la transacción (orquestada para expulsarlas de la casa.

Luego la mujer pudo constatar que la venta se había realizado "por un precio irrisorio", ya que el padre de su ex pareja no contaba con recursos económicos para comprarla.

Una vez hecho el papeleo y con la escritura a nombre suyo, el ex suegro inició un juicio de desalojo. Fue ahí donde expuso que no le asistía derecho a la mujer, ya que no se trataba de una unión convivencial, sino de una unión de hecho.

Fuentes judiciales señalaron que al solicitar el desalojo, este hombre consideró que la mera existencia del concubinato no da derecho a uno de los concubinos a continuar ocupando el inmueble propiedad del otro.

En su respuesta, la mujer sostuvo que ocupa el inmueble junto a su hija ya que lo adquirió junto a quien fuera su pareja, y durante la convivencia se introdujeron mejoras.

Ahora, al momento de resolver, el juez en lo Civil Leandro Oyola aplicó criterios de perspectiva de género y rechazó el pedido de desalojo. Para ello tuvo en cuenta la igualitaria participación de la mujer "en un proyecto de vida familiar con quien fuera su pareja, cuya fuente de ingreso" era un almacén y verdulería que atendían juntos.

En su fallo el juez concluyó que "la mujer es conocida en el marco de un proyecto de vida familiar con quien fuera su pareja, cuya fuente de ingresos eran negocios de almacén y verdulería. A medida que el negocio se fue expandiendo se hicieron anexos como por ejemplo carnicería. En dicha situación la señora se sitúa en un rol activo trabajando en esos emprendimientos".

Esta nota habla de: