Politica

El Mercosur acordó un tratado de libre comercio con la Unión Europea

Luego de veinte años de negociaciones, el Mercosur firmó en Bruselas un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, que implica la integración comercial de la región con un mercado de 800 millones de habitantes, casi una cuarta parte del PBI mundial y con más de US$ 100.000 millones de comercio bilateral de bienes y servicios.

Fuentes del gobierno de Mauricio Macri confirmaron que los negociadores de los cuatro países del Mercosur y de la Comisión Europea terminaron de pulir las últimas diferencias y tienen todo listo para el anuncio oficial. La intención es que más tarde en Osaka, donde transcurre la Cumbre del G-20, hagan una presentación Macri, presidente pro-témpore del Mercosur, y el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Tienen en agenda una reunión bilateral a las 22.30 de la Argentina (el amanecer del sábado en Japón). 

El acuerdo, según afirman desde el Gobierno, "es un hito para la inserción internacional de la Argentina ya que aumenta las exportaciones de las economías regionales, consolida la participación de las empresas en cadenas globales de valor, promueve la llegada de inversiones, acelera el proceso de transferencia tecnológica y aumenta la competitividad de la economía" lo cual "generará un incremento del Producto Bruto Nacional y el aumento del empleo de calidad".

"Constituye un sello institucional que da carácter permanente a la relación estratégica con la UE, garantizando transparencia, previsibilidad y reglas claras para los actores económicos", enfatizaron en un comunicado desde Casa Rosada.

Las fuentes indicaron que la discusión se tensó en las horas finales entre Brasil y los representantes europeos, en lo relativo a las ofertas sobre algunos sectores agrícolas. Los roces entre Bolsonaro y los líderes europeos había marcado la semana, a raíz de las críticas que le propinaron Merkel y Macron por su postura respecto del cambio climático. En el bando europeo, la canciller alemana es quien más promovió el acercamiento, mientras que el francés encabezó el ala más escéptica. 

Según dejaron trascender, "el acuerdo se implementará en forma gradual en tiempos que garantizan un proceso de adecuación de la economía argentina a la competencia internacional. Para los países del Mercosur los plazos de desgravación arancelaria se extenderán, en promedio, en períodos de 10 y hasta 15 años, mientras que la UE aceptó plazos dedesgravación con el Mercosur de forma inmediata".