Politica

Decidieron reabrir las urnas en Allen por denuncias de fraude

La Junta Electoral Municipal de Allen, la joya de Río Negro, decidió reabrir urnas debido a las denuncias de supuesto fraude electoral. Siete de los diez partidos que participaron de la contienda electoral afirmaron que hubieron anomalías en la jornada.

Finalmente se decidió reabrir 14 urnas para determinar si hay irregularidades. 

El domingo se realizó el escrutinio del más del 75% de los votos y la candidata de Juntos Somos Río Negro Liliana Martín, tenía una leve ventaja de menos del 4%, seguida del periodista Leonardo Boela del Movimiento Popular Patagónico y Gustavo Ortíz de la Unión Cívica Radical en tercer lugar. 

En diálogo con "Río Negro", autoridades confirmaron que no se va anular la elección y que tampoco se van a enviar las urnas a Viedma. Luego de que se abran las cajas se va a resolver cuáles quedarán impugnadas y partir de allí continuará el recuento de votos.

"Si no están de acuerdo con el resultado, no tienen que quemar gomas. Deben acudir al Tribunal Electoral provincial", expresó Luis Di Giacomo, ministro de Gobierno, en declaraciones a AM 740. 

Según Jorge Aun, presidente de la Junta Electoral Municipal, sólo en la escuela 299 había urnas mal cerradas, "pero firmaron todos los fiscales y estaba con toda la documentación". "En otra había más sobres que votantes", añadió.

En Cipolletti ocurrió algo similar pero finalmente decidieron que las urnas no se abrirán, a menos que se reúnan los requisitos que especifica la Ley 2.341. Esto se puede dar en caso de que no existan actas o que las mismas hayan sido adulteradas, por ejemplo.

Esta nota habla de: