Medios

El acusado del apriete a miembro de la UOCRA y su familia quedará libre

El acusado de atacar en la puerta de su casa a un dirigente de la UOCRA estará en libertad mientras transcurre la investigación, pero la Justicia emitió una orden que le prohíbe acercarse al sindicalista baleado el jueves a la noche en Centenario. 

El acusado fue detenido el domingo a la mañana en el marco de los allanamientos determinados en función de las pistas anexadas al expediente. La fiscal Valeria Panozzo imputó al presunto autor del ataque del jueves por "lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego en carácter de autor (artículo 90, 41 bis y 45 del Código Penal)".  

La imputación fue confirmada ayer en un audiencia desarrollada en la Ciudad Judicial. El detenido recuperó la libertad a cambio de cumplir con las restricciones respecto del acercamiento a la víctima y a su esposa.

En la primera instancia de la investigación, la fiscalía logró una reconstrucción tentativa del ataque al sindicalista de Centenario.

Todo ocurrió mientras el delegado intentaba ingresar a su casa junto con su esposa el 20 de junio alrededor de las 20:30. Detectó que tres personas lo seguían a bordo de otro vehículo. Cuando bajó de su rodado para abrir el portón de su casa, los agresores se le acercaron con tono amenazante y lo intimidaron a los tiros. El sindicalista recibió dos balazos en un tobillo.

El baleado fue atendido un rato después del ataque en el hospital Natalio Burd de Centenario, donde le diagnosticaron una fractura. A los fines de la causa, las lesiones sufridas son consideradas graves.

La investigación tiene como móvil del caso una confrontación particular en el trabajo entre la víctima y el victimario. En principio, la fiscal no halló vínculos con la balacera en un yacimiento de Shell, aunque la víctima de los disparos del jueves es un colaborador del dirigente Levi, acusado por el ataque en el yacimiento.

Esta nota habla de: