Economía

Obra de Quiroga salió más cara y encima tiene defectos

Por Martín Cabrales

En la etapa final de su mandato al frente de la Municipalidad de Neuquén, el intendente Horacio "Pechi" Quiroga, desplegó un verdadero arsenal de obra pública, con la singularidad de que los costos de varias de ellas fueron ajustados tras la adjudicación. Y, por supuesto, se ajustaron para arriba.

Ese es el caso, por ejemplo, del estacionamiento del Museo Nacional de Bellas Artes, cuya construcción no hizo más que esparcir cemento sobre uno de los pocos paseos públicos con buen verde (bueno, de verdad) que tiene la ciudad.

Hubo quienes lo consideraron una lástima. Pero el punto es que, aunque millonaria, la obra le fue adjudicada por contratación directa a la empresa MCON SA, en la suma de 4.224.878 pesos.

Después, y tal como ocurrió en otros casos, el municipio dio el visto bueno para la realización de trabajos que supuestamente no estaban contemplados; y autorizó trabajos adicionales por otros 919.647,52 pesos.

En consecuencia, los neuquinos terminaron pagando 5.144.525,52 pesos por una obra que encima presenta un defecto evidente: en las jornadas de lluvia, el agua se acumula en el sector por el que ingresan los vehículos, lo que habla sobre un supuesto error en los trabajos de nivelación del suelo.

Es algo de lo que debería ocuparse, acaso, el secretario de Obras Públicas, Guillermo Castejón, uno de los funcionarios más activos de esta última etapa de la administración Quiroga.

Un sector de la costosa obra municipal

Esta nota habla de: