Politica

Neuquén demandará a Cammesa y Transener por el apagón masivo

En el oscuro domingo del Día del Padre, mientras gran parte del país recuperó el suministro de energía por la tarde, Neuquén debió esperar entrada la noche -y en algunos puntos ya entrada la madrugada- para volver a tener luz. Por ese motivo, Sebastián González responsabilizó a Transener, controlada por Pampa, del empresario macrista Marcelo Mindlin, y a la estatal Cammesa.

El jefe de Gabinete informó que presentarán un reclamo administrativo contra Cammesa, dueña monopólica del mercado mayorista eléctrico, por saltearse el protocolo y demorar la restauración del servicio en la región. También apuntarán contra la transportista Transener, por obstaculizar las maniobras para llevar energía a los vecinos. 

La Provincia llevará adelante "un reclamo administrativo a Cammesa -dijo- porque las centrales térmicas, operadas por la empresa Orazul, podrían haber arrancado de cero o en negro, como se llama, y no lo hicieron. Tenían equipos, pero hubo una falla en la que es responsable Cammesa, porque supervisa los equipos de emergencia".

Orazul, ex Duke Energy, maneja la hidroeléctrica Planicie Banderita y la térmica Alto Valle. Su obligación era arrancar desde cero con unos generadores especiales, para darles energía al EPEN, CALF y demás distribuidoras del Comahue. "Cammesa les paga para que tengan los equipos que el domingo no funcionaron. Hubieran permitido que la región operara en isla hasta conectarse al sistema de 500 kilovoltios, que es el de ultra alta tensión", indicó González.

Al no tener ese mecanismo de arranque, el EPEN debió recurrir "a una serie de maniobras adicionales que llevaron más tiempo y fueron riesgosas, por la manipulación de equipos de gran escala en condiciones de humedad y porque nunca antes se había hecho", dijo.

Ahí se toparon con Transener, que no les permitía hacer la conexión en isla. Mientras el EPEN intentaba poner en marcha el área Comahue a través de Planicie Banderita, la transportista "conectó directamente la central a la línea de 500 kilovoltios, con la idea de acelerar el envío de energía a Buenos Aires y Córdoba, y con esa maniobra hizo salir del sistema a la isla local", agregó González.

Recién luego de que el gobernador Omar Gutiérrez se comunicara con el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, Transener y Cammesa habilitaron a Neuquén a iniciar el procedimiento de riesgo, que culminó cerca de las 20 hs.

González cuestionó que hubo omisiones "muy graves". "Hay un protocolo de colapso total de Cammesa, que se llama procedimiento número 7 y se aplicó en todo el país. Establece que primero se ponen en marcha las islas que estabilizan los sistemas locales y regionales y después se conectan los tramos de 500 kilovoltios, que permiten la estabilidad duradera del sistema". Ese camino se salteó, en perjuicio de los neuquinos.

El jefe de Gabinete informó que, junto con el reclamo administrativo, el gobierno va "a pedir una reunión del Consejo Federal de Energía Eléctrica, donde están todas las provincias, para que analicen cómo actuaron Transener y Cammesa, porque hay cuestiones federales previstas en el procedimiento que no se respetaron".