Economía

Papelón nacional

Por Martín Cabrales

Con las tarifas a precios astronómicos -y en algunos casos hasta privativos- el país sufrió un extenso y prolongado corte de luz, que se extendió literalmente de norte a sur y de este a oeste. 

Fue un ¡Papelón nacional! para quienes lograron convencer a parte de la población de que las tarifas accesibles eran ficción, y que resultaba imperioso aumentarlas para garantizar las inversiones y evitar problemas como el que acaba de suceder (en el epílogo de la gestión de gobierno).

Fue un Día del Padre en extremo complicado, con un largo listado de perjuicios para la población, que se sería tedioso enumerar. Alcanzará con decir que infinidad de comerciantes perdieron la posibilidad de ventas (con todo lo que ello implica), y que los ciudadanos asistieron con terror a la pérdida de alimentos en sus heladeras (con los precios desproporcionados que estos tienen).

El presidente Mauricio Macri, ejecutor de los incrementos tarifarios y responsable de la ausencia de respuestas al mega corte de energía, dijo lo siguiente: "Se trata de un caso inédito, que será investigado a fondo. En breve Gustavo Lopetegui ofrecerá más información".

En Buenos Aires, el servicio regresó alrededor de las 17 y en Neuquén recién lo hizo poco antes de las 21. En consecuencia fueron entre 13 y 14 horas sin luz las que sufrieron los neuquinos.

"Lo ocurrido es inadmisible y no puede volver a suceder", dijo Sebastián González, jefe de Gabinete del gobernador Omar Gutiérrez. "Será necesario investigar las causas", agregó.

La empresa Cammesa, que todavía no ha dado respuestas claras, dijo que la falla comenzó a las 7:06 de la mañana del domingo "en el sistema interconectado (...) que lleva energía desde las centrales de Yacyretá y Salto Grande hacia Buenos Aires".

Esta nota habla de: