Politica

Macri visitó el emprendimiento de dos jóvenes neuquinas

En su visita oficial por Neuquén, el presidente Mauricio Macri se tomó el tiempo de conocer el emprendimiento de dos jóvenes locales. Mola es el nombre de la empresa Sofía Alonso y Rocío Silka, dedicada a muebles de diseño personalizados.

Hace casi dos años habían sido reconocidas por el Ministerio de Producción y Trabajo Nacional que las eligió como un caso de éxito de emprendedores, y les realizó un video que se difundió en todo el país.

El lunes pasado integrantes del gobierno nacional se comunicaron con Sofía y la visitaron en su taller. Luego de esa reunión, el martes por la noche recibió otra llamada en la que le dijeron que tenían una súper noticia para ella y su socia. "Van a recibir una visita más que importante", les adelantaron.

Efectivamente, recibió al presidente, quien ya tenía en la mira los muebles de las jóvenes, específicamente un perchero que no dudó en comprar.

"Rocío estaba en Buenos Aires en una capacitación. Así que yo estaba sola. Estuve muy relajada porque las chicas que me habían visitado el lunes fueron muy buena onda. Pero cuando empezó el operativo de seguridad ahí sí me puse un poco nerviosa", confesó Sofía.

Fotografía del diario LMNeuquén 

Primero llegaron los efectivos policiales, el taller estuvo repleto de personal de seguridad, incluso con perros rastreadores antiexplosivos.

Luego salieron todos y Sofía recibió la llamada a la puerta. "Por más que ya sabía que era él, me sorprendí mucho. Era el presidente en nuestra puerta", describió. Recorrieron juntos el taller, charlaron sobre el inicio de Mola, y Sofía le pudo contar cómo hicieron para hacerse lugar como soldadoras.

Fotografía del diario LMNeuquén

"Me sentí súper relajada, traté de obviar al resto de la gente que estaba y de tratarlo como un cliente más", contó Sofía a LM Neuquén, quien además describió que el presidente iba mirando todo y preguntando sobre su trabajo.

"Fue una oportunidad única que venga el presidente a nuestro lugar de trabajo. Si bien este negocio lo hicimos nosotras con mérito propio el gobierno nos dio una visibilidad muy importante", contó Sofía, aún emocionada por la presencia del presidente en su taller.

Antes de irse del taller Macri le insistió a Sofía en la compra del perchero así que lo embalaron, el presidente pagó los 2200 pesos en efectivo, y se fue.