Politica

"No a la base Yanqui": se realizó una caravana en contra

La multisectorial "no a la base Yanqui en Neuquén" realizó esta mañana una caravana desde la Plaza de las Banderas hasta el terreno donde se prevé levantar el edificio que será costeado con fondos de la defensa de Estados Unidos.

Los detractores del proyecto advierten que se trata de una "base encubierta" de instalación militar de Estados Unidos con la mira en los ríos de la región y en Vaca Muerta.

La diputada de Izquierda Socialista, Angélica Lagunas, mencionó que la multisectorial  "denuncia el intento del gobierno norteamericano de instalar esta base con el pretexto de esta ayuda humanitaria y denunciamos que no puede haber ninguna ayuda de quienes son los gendarmes del mundo responsables de bombardeos a distintos pueblos y masacres mundiales que han realizado".

La profesora de historia, secretaria del Cemida en Argentina y especialista en geopolítica, Elsa Bruzzone, afirma que "no cabe dudas que lo de Neuquén se trata de una base militar encubierta; las conozco todas: las de la zona amazónica, las de Perú también disfrazadas de ayuda humanitaria, o las de Concón Chile, disfrazadas de lugares de ejercitación de las fuerzas de Paz".

La profesora indicó que el objetivo de las instalaciones "disfrazadas" de donaciones humanitarias del Comando Sur están especificadas en los documentos de Defensa de Estados Unidos y son la base de la creación del Comando Sur, en regiones de especial interés para el país norteamericano por los recursos naturales, energéticos y minerales. 

A fines de mayo una delegación de la Embajada de Estados Unidos llegó a Neuquén para recorrer, junto a empresarios el predio, el sitio donde se construiría la base humanitaria para la atención de catástrofes. 

A través de un comunicado oficial, el organismo diplomático informó que "representantes de las empresas interesadas en la construcción recorrieron el terreno y se interiorizaron sobre particularidades antes de hacer sus ofertas" y precisó que la obra demandará un presupuesto de 1,3 millones de dólares. "Será llevado adelante por una empresa privada, previa licitación, en un término aproximado de un año, empleando a trabajadores locales", detalló la publicación.