Politica

Condenan a policía por brutal castigo a hombre esposado

Un policía de la localidad de Cipolletti que cometió brutales abusos contra un hombre al que habían trasladado a una comisaría, zafó de terminar tras las rejas, pero fue inhabilitado para trabajar por dos años.

En las últimas horas, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro rechazó el recurso que había presentado el abogado de este policía, y confirmó la sentencia que le había impuesto la Cámara Primera en lo Criminal de esa ciudad: inhabilitación y un año de prisión en suspenso.

Fuentes judiciales dijeron que el oficial de servicio Carlos Antenao cometió el delito de "vejaciones" en la Comisaría 24, delante del hijo de su víctima. Agregaron que, el 3 de agosto de 2016 a las 20:30, este policía trasladó a VSV (de quien sólo trascendieron sus iniciales) y lo golpeó con sus puños, mientras éste lloraba de rodillas pidiendo que no lo hiciera más. Así, le produjo lesiones que fueron posteriormente certificadas, por los peritos judiciales.

Según se indicó, el hombre estaba esposado y el policía lo golpeó sin piedad, delante de su hijo, y le hizo perder los dientes. 

Esta nota habla de: