Medios

En Río Negro crecen las primeras trufas negras valuadas en u$s 2.000 el kilo

Un productor hortícola de la localidad Choele Choel, RíoNegro, cosechó en los últimos días las primeras trufas negras de la Patagonia. Se trata de un un producto gourmet exclusivo, escaso y muy preciado a nivel mundial. Un kilo de este hongo comestible puede valer unos 2000 dólares.

No por nada los llaman "diamantes negros". Muchos chefs las consideran un manjar por su sabor y sobre todo por el aroma. Crudas o cocidas, las utilizan en recetas de lo más variadas.

Luego de 8 años de espera, los productores de la chacra de Paso Piedra, ubicada en el Valle medio de la provincia, lograron cosechar hasta el momento casi dos kilos. El propietario Humberto Castro, de 71 años, recordó que "esta idea comenzó hace varios años, mientras miraba un programa de televisión de cocina donde mostraban un plato preparado con esos extraños hongos".

"Compré robles y encinas, y probé con el tema de la trufa; acá tenemos buen clima, buen agua y buena tierra; tenemos todo", remarcó Castro y aclaró que "cultivar trufas requiere paciencia, primero hay que plantar los árboles inoculados con el hongo, y luego esperar un largo periodo de tiempo para que comience la producción", explicó.

La trufa es un hongo comestible del género tuber que nace bajo tierra y crece asociado a las raíces de diferentes árboles hospederos. Si bien algunas se ven a simple vista, la mayoría deben ser encontradas por un perro adiestrado que detecta su fuerte aroma a través de la tierra.

"Es como una búsqueda del tesoro", explicó en diálogo con Infobae Humberto Castro, propietario de la chacra. "La trufa es misteriosa, valiosa, fascinante. Su crecimiento es subterráneo y uno espera como un niño la sorpresa del hallazgo", detalló Humberto.