Medios

Trabajadores tomaron la Uocra: gestionan una instancia de mediación

 Un grupo de trabajadores tomaron la sede sindical de Neuquén capital, ubicada en la calle Bouquet Roldán 525. Según explicaron los manifestantes, reclaman la presencia en la provincia del dirigente nacional Gerardo Martínez para que regularice la conducción del sindicato.

"No somos parte de nada los trabajadores. Estamos en desacuerdo con la actual conducción sindical en Neuquén. No queremos dialogar con Carcar, no los queremos más. Esperamos a Omar Gutiérrez", expresó un miembro de este grupo. 

Fuentes gubernamentales indicaron que se está gestionando una instancia de mediación junto al abogado de los trabajadores y la fiscalía, con la que se espera abrir el canal de diálogo que destrabe el conflicto. 

El grupo ingresó con dos bidones de 20 litros de nafta y desalojó a todos los que trabajaban en esas oficinas. Uno de ellos afirmó que el combustible es "para resguardo" ya que se están enfrentando a  "facciones peligrosas". Por este motivo, los bomberos están presentes en la escena y la policía cortó la calle entre Sargento Cabral y Elordi.

 Los trabajadores pidieron que se acercaran los medios de comunicación porque, afirmaron, tienen miedo de ser atacados por la medida de fuerza que tomaron. "Estamos temerosos, nuestras familias temen que nos pase algo, porque quedamos al medio de estas mafias", agregaron. 

Vìctor Carcar dijo a la prensa que "esto no es una cuestión de interna, esto no es nadie de alguien que esté reclamando, esto es un hecho delictivo". 

 Según comunicó el diario "Río Negro", Carcar, el interventor actual, les reclamó a los trabajadores presentes en la sede que no pidieron reunirse con él antes de iniciar esta protesta. Los manifestantes le respondieron que cada vez que lo quisieron hacer los "sacaron a los tiros".  

Carcar adelantó que se realizaría la denuncia penal por la toma de la sede por lo que se espera que durante las próximas horas la fiscalía emita una orden de desalojo. 

Es importante recordar que el viernes se detuvo al dirigente Juan Carlos Levi junto a otro miembro del gremio, Emanuel "El Lechuga" Sandoval, por la balacera producida en Sierras Blancas la semana pasada. 

Por la causa, se les dictaron seis meses de prisión preventiva a Levi y a Sandoval, acusados de agredir a Acsama, y se le dieron tres meses al fiscal a cargo, Pablo Vignarolli, para realizar la investigación.

El fiscal Pablo Vignarolli detalló que los Baeza, Cristian y Maximiliano, también se les formularán cargos por el ataque ya que tanto él mismo como otros testigos los señalaron entre los agresores. De esta forma ya son cuatro los detenidos.

Esta nota habla de: