Politica

Tuvo que ir a la Justicia para acceder al tratamiento oncológico

La crisis por la que atraviesa la salud pública en los tiempos de Macri, escribió un triste capítulo en Bariloche, donde hace apenas unos pocos días, la Justicia le ordenó al director de un centro asistencial que suministre los fármacos que necesita un paciente oncológico.

En efecto, en su carácter de tribunal de amparo, la Cámara Laboral, hizo lugar a la presentación de un vecino; y le ordenó al director del Hospital Zonal, Leonardo Gil, que instrumente los medios necesarios para la provisión de Gemcitabina 1000 MG, prescripta por el oncólogo para la realización de las sesiones de quimioterapia.

Fuentes judiciales indicaron que el tribunal de amparo -integrado por los jueces Alejandra Paolino, Jorge Serra y Juan Lagomarsino- consideró que: "Surge como irrazonable que el organismo público requerido pretenda, ante la gravísima enfermedad con la que fue diagnosticado el accionante, eximirse de responsabilidad alegando la existencia de una licitación pública en trámite".

El paciente padece cáncer de páncreas. Y los jueces consideraron "inexplicable que no se hayan tomado los recaudos del caso para tener asegurada la cobertura de la medicación".

En su presentación el paciente detalló que desde enero realiza tratamiento oncológico; y que, ante el fracaso de los reclamos administrativos, no le quedó otra opción que ir a la Justicia.

También dijo que la angustia y la imposibilidad de realizar el tratamiento, lo hicieron retroceder en la lucha que mantiene contra esa terrible enfermedad.

El hospital está bajo la órbita del gobierno rionegrino, que conduce el gobernador Alberto Weretilneck.

El hospital público de la ciudad rionegrina

Esta nota habla de: