Politica

ATE ya tiene listo su repudio a Macri

Tal como lo adelantó El Neuquino, el gremio de los trabajadores estatales (ATE) recibirá con una movilización y protesta a Mauricio Macri, quien tiene previsto visitar -esta semana- la ciudad de Neuquén, para cerrar la Experiencia IDEA Vaca Muerta. 

Hay un antecedente que no es precisamente bueno. Y remite al epílogo de 2016, cuando personas con pecheras de ese sindicato se apostaron en una ruta para protestar al paso de Macri; fue entonces cuando alguien arrojó una piedra y rompió uno de los cristales traseros del vehículo. Luego se dijo que el propio presidente le había ordenado al chofer que se desviara del camino, para ir a realizar compras a Villa Traful y ahí se cruzaron con la protesta.

Luego, en octubre de 2017, Macri volvió a la provincia para participar de la inauguración del tercer puente. Aquella fue una visita fugaz y bajó en helicóptero.

Ahora bien, la Experiencia IDEA se realizará este miércoles, 12 de junio, en el casino (cercano al Aeropuerto local); y ATE resolvió realizar "una jornada de lucha, paro y movilización" en repudio a la visita presidencial.

Así lo votó el plenario provincial de delegados, y explicó que la medida también es en reclamo de la "apertura de la paritaria nacional", en medio de la crisis económica y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

Desde el gremio que conduce el dirigente Carlos Quintriqueo se indicó que en el interior de la provincia se realizarán ollas populares y volanteadas en espacios públicos. Mientras que, en Neuquén capital, se realizará una movilización, que partirá a las 16 desde la Terminal de Omnibus rumbo al casino.

Macri comprometió su presencia en ese encuentro en el que empresarios y dirigentes políticos debatirán propuestas para el desarrollo económico y social del país, cuyo motor energético es precisamente la producción de la cuenca petrolera neuquina.

La conducción en el plenario

Respecto de aquel ataque en el Sur, cabe destacar que la Justicia federal sobreseyó (recientemente) al dirigente de ATE, Mario Sepúlveda, en la causa en la que se lo investigaba como presunto autor del piedrazo que recibió el vehículo que transportaba a Macri, durante su visita.

Fuentes judiciales indicaron que Sepúlveda no fue identificado por las cámaras, ni se encontraron huellas suyas en los elementos secuestrados. Los incidentes ocurrieron el 28 de diciembre de 2016. Y, seguramente, aquella mala experiencia llevará a extremar los recaudos.  


El voto de los delegados

Esta nota habla de: