Medios

Balacera en el Chañar: la Uocra niega que se trate de una interna

El fiscal jefe Pablo Vignaroli confirmó que hay al menos 7 personas heridas por el ataque producido en en el yacimiento Sierras Blancas de Shell. Entre ellos se encuentra un delegado de la Uocra, Juan Acsama, que recibió un balazo en la cabeza y necesitó ser trasladado al hospital Regional de Neuquén.

En el lugar se secuestraron vainas calibre 9 milímetros, como las que utiliza la Policía. Las fiscalía apunta a incorporar al expediente fotos y videos captados por particulares. Ayudaría a una resolución más rápida de la investigación que existieran imágenes de cámaras de seguridad del yacimiento operado por Shell.

Con el surgimiento de los primeros datos, se vinculó el enfrentamiento con una interna entre dos facciones del gremio. Ante esto la conducción nacional de Uocra publicó su postura desligándose del ataque. Sin embargo, el fiscal Pablo Vignarolli aun no puede descartar es hipótesis. 

Sin descartar las tensiones dentro de la organización, la solicitada remarca que estos ataques "no se encuadran bajo los límites de una mal interpretada interna sindical ni son responsabilidad de nuestras organización sindical".

Los hechos

Alrededor de las 8 del día miércoles dos personas a bordo de una Renault Koleos llegaron hasta el obrador que la empresa Electrificadora del Valle (EDVSA) tiene en el yacimiento Sierras Blancas. Estos hombres se reunieron con el ingeniero encargado del lugar. Minutos después llegaron hasta el lugar seis camionetas de las que descendieron al menos 15 personas, varios de ellos encapuchados, y fueron directamente a atacar al delegado Acsama. 

"Le dijeron que no jodiera más y que ya le habían advertido. Luego lo atacaron", aseguró el fiscal. En el lugar había unos 60 obreros de la construcción. Ante lo que ocurría algunos de ellos repelieron la agresión con piedras hasta que dejaron de golpear a Acsama, quien terminó con una herida cortante en la cabeza producto de una esquirla.

En la huida los atacantes dispararon y golpearon la camioneta en la que había llegado el delegado gremial. Finalmente se subieron a sus vehículos y con disparos se alejaron el lugar. No menos de 50 detonaciones se escucharon en el lugar.

El testimonio de un testigo

Pablo estuvo al lado del delegado herido cuando sucedió el ataque: "Nosotros llegamos a trabajar y se aparecieron cuatro camionetas Hilux y una Ecosport, de las que se bajaron unas 25 o 30 personas armadas tirando tiros a lo loco contra los obreros, contra los administrativos, contra todos", expresó. 

"Les dieron zona liberada, no había policías, no había nadie. Estamos cansados de esto. Estamos cansados de que los apoye el Gobierno. Nosotros no tenemos el respaldo de nadie, solamente de la gente. Espero que esta disputa se termine. El objetivo era mi compañero", se despachó. 

Según Pablo, en conversación con LMNeuquén, Acsama había pedido una reunión con el interventor Víctor Cárcar, para plantear la escalada de violencia en los yacimientos. Este encuentro se concretó el martes. "Cuando llegamos a informarles a los compañeros de lo hablado en la reunión, nos emboscaron", aseguró.

La hipótesis que se investiga es un enfrentamiento por conseguir puestos laborales en una millonaria obra que Shell iniciará en su yacimiento en el segundo semestre. Se trata de una planta de procesamiento de petróleo (CPF, por sus siglas en inglés).

El interventor de Uocra Neuquén, Víctor Carcar, aseguró, en declaraciones a este medio, que "la organización sindical no tiene nada que ver con esto". Por su parte, Juan Carlos Levi aseguró que, al momento del hecho, se encontraba en el yacimiento Fortín de Piedra (Tecpetrol) en una recorrida para revisar las medidas de seguridad del lugar.

Nota en desarrollo