Politica

Horas intensas en la batalla Quiroga vs municipales

Por Martín Cabrales

La -extremadamente mala- relación del intendente de Neuquén, Horacio "Pechi" Quiroga, con el gremio de los municipales (Sitramune) atraviesa por uno de sus capítulos más ásperos, con denuncias, procesos judiciales y el anuncio de una presentación para que el jefe comunal rinda cuentas en la Justicia.

En medio de ese clima, se espera que este lunes, en la ciudad judicial, se conozca la pena que caerá sobre el secretario general de ese sindicado, Santiago Baudino, condenado por el juez Mauricio Zabala, quien lo encontró responsable de cortar la calle.

Este dato no es menor: los fiscales habían desistido de la acusación, pero la causa siguió adelante porque el municipio -interprétese, Quiroga- la siguió impulsando en condición de querellante. Luego sobrevino la condena.

Baudino acompañado

Aquellas interrupciones al tránsito vehicular ocurrieron el 8 y 11 de septiembre de 2017, cuando los municipales protestaron contra el despido de 33 trabajadoras. Según se dijo en aquel momento, les bajaron los contratos porque se negaron a realizar trabajos políticos para el jefe comunal.

Este lunes, Baudino no sólo estará acompañado por los municipales, sino también por la dirigencia y militancia de otros gremios, que se expresaron y volverán a expresarse contra "los intentos de criminalizar la protesta" y desalentar los reclamos de quienes luchan por sus derechos laborales.

Desde Sitramune hicieron trascender que el Ejecutivo municipal va a pedir 2 años, y que esa podría llegar a ser la pena -de prisión en suspenso- que reciba Baudino.

Ahora bien. Con Quiroga en su cuenta regresiva -se va en diciembre- un grupo de trabajadores se animará a brindar testimonio, y Sitramune lo va a denunciar tanto en la Justicia penal como en el fuero civil, según se anticipó en las últimas horas.

Protesta frente al municipio

Le achacan haber propiciado la desafiliación de unos 600 trabajadores y trabajadoras, entre 2017 y 2018. Y dicen que él y algunos de sus funcionarios -en especial una funcionaria- los apretaron, diciéndoles que despedirían a quienes no renunciaban al gremio.

Coacción agravada, ese es el delito que buscan endilgarle a Quiroga para llevarlo a la Justicia. El asunto ha causado especial preocupación en una de las secretarías, ya que existe la posibilidad de que los testimonios involucren a ejecutores y ejecutoras de esas supuestas amenazas.

En paralelo, Baudino tiene previsto iniciar una demanda civil para que Quiroga pague de su bolsillo los 10 millones de pesos e intereses que -según explicó- dejó de percibir el sindicato debido a las renuncias masivas.

A modo de contraataque, el dirigente sindical planea presentar estas denuncias el mismo día en que apele la sentencia que caerá sobre sus espaldas este lunes.

Entre los respaldos con los que cuenta Baudino se encuentra el del conductor de ATE y la CTA neuquina, Carlos Quintriqueo, quien en las últimas horas dijo lo siguiente: "Acá se pretende ejemplificar con el compañero Santiago. Acá lo que se está haciendo es judicializar la protesta social; los compañeros no reclamaban, nada más y nada menos, que puestos de trabajo y el no despido de trabajadoras municipales".

Quiroga también acredita una larga lista de cesantías y suspensiones contra municipales que pegan faltazos injustificados o incurren en supuestas indisciplinas laborales.

Quiroga, implacable con los municipales

Esta nota habla de: