Vaca Muerta

¿Qué quiere negociar Pereyra con las petroleras?

Luego de una seguidilla de 15 víctimas fatales en los últimos 15 meses, la seguridad en Vaca Muerta es la mayor prioridad en la agenda petrolera. Por este motivo, el gobierno provincial convocó a los sindicatos y a las operadoras para tratar el tema este lunes.

  Mesa Vaca Muerta realizada en abril  

Existen dos puntos claves que el titular del sindicato Guillermo Pereyra quiere negociar: los esquemas de días de trabajo y la permanencia de los trabajadores en las plantas durante la noche.

Luego de este primer encuentro, indicó el jefe de Gabinete, Sebastián González, que "las causas causas las plantearon los gremios con claridad. Desde la falta de descanso hasta determinadas formas de construir algunas instalaciones".

Entre las organizaciones estuvieron los sindicatos de la construcción (Uocra), petroleros jerárquicos y petroleros privados. Además participaron importantes autoridades de YPF, PAE, Vista Oil & Gas.

Por su parte el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, comentó que se trata del primer encuentro. Para continuar se armó una reunión técnica para el jueves en la sede del organismo provincial, y tendrá participación de las organizaciones sindicales, las empresas, y la superintendencia de riesgos de trabajo. Se pretende continuar "a la luz de los controles e inspecciones que se han hecho" dijo.

El esquema actual consiste en 14 días de trabajo seguidos de 7 días de franco. Pereyra, con apoyo del gobernador Omar Gutiérrez, impulsó un plan para uniformar los diagramas con seis días de actividad seguidos por tres de descanso. Los términos de esa iniciativa generaron un fuerte rechazo de parte de las empresas.

Ahora el senador por el MPN está dispuesto a bajar la vara y aceptar un esquema con diez días de trabajo por cinco de franco. Ese formato también les cerraría a las empresas, que argumentaban que en el caso seis por tres la productividad se vería afectada.

Por otro lado, desde la semana pasada el gremio dispuso que los operarios de mantenimiento no pernoctarán más en el yacimiento y dejarán los campamentos durante la noche.

Las dudas surgen sobre la viabilidad de extender este modelo a todos los sectores petroleros. El éxodo pretendido por el sindicato implicaría subir a las rutas a cientos de operarios exponiéndolos a extensas jornadas de viaje y a los riesgos viales de las rutas petroleras. Respecto del afincamiento de las familias en el sector se preguntan qué ocurriría con localidades como Añelo o Rincón de los Sauces ante una hipotética crisis laboral ya que existen muy pocas oportunidades por fuera de esta industria.

"Argumentan que es una cuestión de costos porque deben tener más personal cuando la seguridad de los trabajadores está por encima de todo", enfatizó Pereyra.

En ese sentido el dirigente reiteró: "Que no se registre un accidente más porque va a fracasar Vaca Muerta" y añadió que la muerte de los últimos dos operarios se debió porque "no están dadas las condiciones" de seguridad.

Además de estos dos puntos, la pata laboral de la Mesa de Vaca Muerta servirá también para la exposición del reclamo para que se priorice la contratación de pymes locales en la actividad no convencional.

La participación de las pymes no está dentro de la agenda de la convocatoria, advirtió el titular de Trabajo de la Provincia, Ernesto Seguel. De todos modos, no descartó que se produzcan cambios en la hoja de ruta prevista.

Las pymes neuquinas, con apoyo de sectores sindicales y políticos de la provincia, vienen reclamando prioridad frente a las foráneas a la hora de las contrataciones para diversos servicios en la actividad petrolera.