Politica

Providas neuquinos despidieron a embarazada

Una institución religiosa que administra un colegio en la provincia de Neuquén expulsó a una auxiliar de servicios, una vez que las autoridades se enteraron de que estaba embarazada.

El caso se ventiló en la Justicia; y la gran contradicción radica en que la supuesta causal de despido se contrapone -y muchísimo- con la postura que las instituciones religiosas tienen en defensa de la vida y los derechos del niño por nacer.

Publicación de la fundación

Según publicó un medio local, la Fundación Padre Jacinto Stábille Obra Don Bosco -de la localidad de Centenario- tendrá que indemnizar con el pago de 80.708 pesos e intereses a María Laura G. quien llevaba un embarazo de tres meses.

En el expediente se detalla que la auxiliar estaba contratada en forma irregular -es decir, en negro- y que el despido fue discriminatorio.

Un juzgado de primera instancia había fijado ese resarcimiento en 154.623,74 pesos. Pero la fundación apeló y, aunque confirmó la sentencia, la Sala Tercera de la Cámara Civil bajó el monto a la suma mencionada.

La Sala que integran los jueces Fernando Ghisini y Marcelo Medori consideró que "el despido de la trabajadora obedeció a razones de embarazo". Y que aunque María Laura no alcanzó a comunicarlo de manera formal, sí lo habría informado de manera verbal al director del colegio primario. Sin embargo, éste lo negó en su declaración testimonial.

La mujer fue despedida en 2014 y el caso terminó de resolverse recién ahora. Lamentablemente, el niño por nacer fue desamparado por esta institución Provida que dice defenderlo. 

Esta nota habla de: