Medios

Último día de juicio al ginecólogo: la fiscalía pide que sea declarado culpable

Este jueves fue la última audiencia en el juicio a Rodríguez Lastra,  acusado de frenar un aborto no punible en contra de la voluntad de la paciente víctima de una violación. Finalizada esta primer etapa de investigación, se estima que el martes o miércoles de la semana próxima se conozca la sentencia. 

El fiscal Santiago Márquez Gauna consideró que el ginecólogo no respetó, en ningún momento, el deseo de la víctima de violación de interrumpir el embarazo y que, además, se le negó en dos oportunidades; primero cuando llegó al hospital de Fernández Oro y luego, en el hospital de Cipolletti. De esta forma, consideró que Lastra ejerció violencia obstetrica y machista.

Por su parte, el ginecólogo aseguró que "jamás van a vivir ninguno de los aquí presentes en carne propia algo similar". Leyó con amplios gestos un texto que tenía escrito en su tablet. Dijo que "se me hizo un daño inconmensurable", que "fue aberrante lo que se hizo conmigo" y que "debí presenciar esta humillación delante de mi familia".

Marta Milesi, la legisladora y médica rionegrina que denunció al médico imputado declaró este miércoles en favor de la víctima : "sentí que a la víctima la había violado el sistema en la persona que hoy es el imputado. Se hizo todo mal. Sentí vergüenza como médica y como mujer legisladora".

En el otro bando se encuentra Damián Torres, quien es el abogado de Rodríguez Lastra y amigo cercano del gobernado. Sin embargo, dijo que su desempeño en este caso no tiene nada que ver con su relación con Alberto Weretilneck y afirmó que tiene buena relación con Milesi.

Hasta ahora, puertas adentro hay evidencia de gruesas fallas del sistema de salud rionegrino. Fuera del edificio, hay tensión entre los grupos celestes a favor del médico y la prensa.

El periodista Edgardo Pino, de Canal 10, explicó a Río Negro que fue increpado ayer sobre la calle por este sector y que se produjo un tenso cruce de palabras "nos acusaron de tendenciosos, pro aborto y nos querían dar instrucciones de las notas que teníamos que hacer", explicó. Por otro lado, la fotógrafa de "Río Negro" también fue víctima de agravios por parte de estas personas quienes al identificarla le gritaron a viva voz y en medio de la calle "mentirosa".

Desde el grupo Unidad Provida Neuquén y Alto Valle, en comunicación con elneuquino.com.ar, afirmaron que van a "acompañar al doctor hasta el final": "la decisión que tuvo no fue unilateral sino que hubo todo un equipo de trabajo", indicó una referente.


fotografía de LMNeuquén

La víctima del caso es una jóven de 19 años quien fue abusada sexualmente y obligada a dar a luz contra su voluntad. Recurrió al hospital de su ciudad tardaron semanas en detectar que estaba embarazada, luego demoraron en derivarla, ahora está en discusión cuántas semanas de embarazo tenía cuando la recibió Rodríguez Lastra en la guardia de Cipolletti, la internaron contra su voluntad, le hicieron una cesárea y entregaron el bebé en adopción.

"Cuando ingresé al hospital de Cipolletti, Rodríguez Lastra me dijo que me faltaba romper bolsa nada más, y pasaban y pasaban las horas y nada. Me mintió", declaró la victima.

Al declarar como testigos, varias profesionales de la salud reconocieron haber cometido increíbles errores. Y aunque no requería de autorización de ninguna clase para el aborto porque se trataba de un caso de embarazo producto de violación, y la víctima había manifestado su voluntad de abortar, el caso llegó hasta el ministro de Salud en busca de alguien que firmara un permiso para realizar la práctica.

Uno de los puntos de controversia es el tiempo de gestación. Aunque la ley de interrupción legal del embarazo no menciona un plazo como exigencia, la defensa del médico argumenta que a partir de la semana 22 ya no se habla de aborto sino de parto pretérmino (si concurren otros factores, como el peso del feto).

Hasta ahora ninguno de los 13 profesionales que declararon como testigos (entre médicas, enfermeras, psicólogas, asistentes sociales y abogadas) que tomaron contacto de diferentes formas y en diferentes etapas con el caso con la víctima, fue capaz de afirmar con precisión y sin lugar a dudas, cuántas semanas de gestación llevaba la joven y cuánto pesaba el feto.

Lo que sí está claro es que la joven estaba muy lejos de romper bolsa como le dijo Rodríguez Lastra. Las testigos mencionaron entre 20 y 22 semanas como posible tiempo de gestación. Si bien había tomado pastillas para provocarse un aborto, no tenía dilatación del cuello del útero.


Esta nota habla de: