Medios

La llegada de Glovo y PedidosYa genera polémica en Neuquén

Las aplicaciones de delivery por celular llegaron a Neuquén. Se trata de "PedidosYa" y "Glovo", empresas que ofrecen un sistema de envío de pedidos que cada vez es más cuestionado por las precarizadas condiciones de sus trabajadores.

Resulta que quienes cargan con esas grandes mochilas en sus espaldas deben ser dueños de su propio medio de transporte y pagarse un monotributo. Las empresas cobran entre 30 y 45 pesos de recargo, y ese es el excedente que se le paga al cadete por cada viaje.

Glovo funciona en Alta Barda, Área Centro Oeste, Sur, Este, Villa María, Belgrano, Terrazas del Neuquén, Barrio Militar y Bouquet Roldán y zonas aledañas. Pedidos Ya, por su reciente incorporación a la geografía neuquina, sólo llevan pedidos en el radio del centro y centro oeste. 

El subsecretario de Comercio, Gustavo Orlando, explicó: "Ahora es todo tan digital, estamos buscando la información porque la empresa (por Glovo) no marca ningún domicilio legal todavía, tampoco sabemos quienes van a ser las motos que van a andar en la calle".

 Uno de los cuestionamientos surge por la mochila, con un estilo de caja, que le otorga la empresa para trasladar el pedido, dado que no cumple con las normas de seguridad del Código de Transporte, se indicó oficialmente.

Estamos tratando de averiguar el mecanismo de contratación, a dónde se anotan las personas para repartir. Porque el que compra existe, el que lo lleva existe, el que cobra existe, ahora ¿Dónde está el que manda?", cuestionó Orlando. 

Ante el emergente crecimiento de las aplicaciones y su uso cada vez más común entre los usuarios se conformó la Asociación de Personal de Plataformas (APP). Es una especie de sindicato que defiende los derechos de los trabajadores de plataformas online y las condiciones laborales dignas.

En abril, la justicia porteña le ordenó a Horacio Rodriguez Larreta prohibir el funcionamiento de Rappi, Glovo y Pedidos Ya por no cumplir con los mínimos requisitos de seguridad establecidos en el Código de Transporte.

APP se pronunció en contra de la prohibición de las aplicaciones ya que constituyen una fuente laboral para muchas personas y argumentó que se traslada la responsabilidad de las empresas los repartidores.

El pedido de prohibición del funcionamiento de las plataformas en Buenos Aires fue una semana antes de que las condiciones laborales precarizadas se cobren la vida de un trabajador de Rappi, otra empresa que ofrece el mismo servicio que Glovo y PedidosYa en un accidente de tránsito en la capital porteña. La víctima fue un joven de 20 años llamado Ramiro Cayola Camacho.

Ante esta situación, una compañera de Ramiro decidió enviar un mail a la empresa con la esperanza de que esta se responsabilice por la muerte del joven. La respuesta fue "gracias por comunicarnos esta triste noticia".